viernes, 17 de marzo de 2017

Eliminatoria de Asia rumbo a Rusia 2018 - Jornada 6

Asia es el segundo continente que entrará en actividad dentro de los partidos de eliminatoria de marzo para Rusia 2018, el mismo jueves 23 que la eliminatoria de marzo arranca con un partido en Oceanía, las doce selecciones de la AFC estarán saltando a las canchas para defender o mejorar sus posiciones y buscar clasificarse a la Copa Mundial de Rusia 2018.

Los encuentros de la eliminatoria de Asia rumbo a Rusia 2018 son especialmente importantes en esta ocasión, pues es la confederación más adelantada en su proceso eliminatorio, y las selecciones ya están a medio camino de la ronda final, es decir que al terminarse la jornada seis, ya todos habrán jugado más partidos de los que les restan, y las cosas estarán camino a definirse.
Dependiendo de los resultados, la eliminatoria de Asia para Rusia 2018 podría incluso terminar la jornada doble con alguna selección ya sin posibilidades de alcanzar el pase directo al mundial.

Veamos que nos tiene reservados la jornada seis:



Grupo A

Desde que comenzó la ronda final, el Grupo A ha tenido a sus favoritos, y estos han cumplido las expectativas colocándose con una cómoda ventaja sobre los otros tres rivales del sector. En esta jornada seis, que ofrece la misma serie de enfrentamientos que los que vimos en la Jornada uno, los tres equipos de la parte alta de la tabla se enfrentan a los tres de la parte baja, y si consiguen victorias, el trecho que las selecciones de abajo deberán recorrer para llegar a Rusia 2018 empezará a ser demasiado grande.

Son Heung-min con la selección de futbol de Corea del Sur enfrentando a China en septiembre de 2016
Quien más urgencia tiene de ganar es China, ubicada en el último lugar y el único equipo que aún no puede ganar. Es por ello que para este país, que nunca ha brillado en el futbol como lo ha hecho en otros deportes, la situación ya es crítica. El problema es que tienen que enfrentar a uno de los mejores equipos de Asia, Corea del Sur.
La selección de China dio un buen partido cuando visitó Seúl en septiembre pasado, pero aún así se llevó una derrota por 3-2. Ahora buscarán aprovechar su localía para sacar un triunfo que valdría oro.
Corea del Sur no verá al mismo equipo al que enfrentó hace unos meses, pues en octubre los malos resultados llevaron a China a fichar a Marcello Lippi como técnico en lugar de Gao Hongbo. La esperanza de este cambio es que el experimentado italiano sepa como sacarlos de una situación crítica, pero en los pocos partidos que ha dirigido, Lippi aún no ha ganado, empatando con Qatar en la fecha anterior de la eliminatoria, y perdiendo con Islandia en un torneo amistoso que organizaron el pasado enero.
Corea del Sur tiene como objetivo superar el que ha sido su problema esta ronda final de la eliminatoria, sacar puntos fuera de su estadio. Si en casa lleva tres triunfos, de visitante apenas lleva 1 punto, y es ahí que sacó su única derrota. Están obligados a corregir esto para hacerse de uno de los primeros dos lugares.

En la lejana Malasia, donde Siria está jugando sus partidos de local al no poder hacerlo en su país, la selección de Medio Oriente recibirá a la de Uzbekistán. Éste es a priori el partido más parejo del grupo, pues sólo 4 puntos separan a estos equipos: Uzbekistán va tercero con 9 unidades y Siria cuarto con 5.
En el partido de septiembre, Uzbekistán sufrió para ganar por la mínima diferencia, y presentarse de visitantes no les será nada sencillo, Siria es un equipo con una fuerte defensa, y hasta hoy se mantienen invictos en casa, donde han sacado dos empates a cero, y donde resistieron incluso al equipo que actualmente es líder, Irán. Este es un récord que querrá mantener.
Siria tiene la necesidad de brillar en la ofensiva, este ha sido su principal punto débil y la razón por la que no tienen más puntos, pues no han podido convertir empates en victorias, y en esa situación no les es posible mantener el paso de los líderes pese a dejar buenas sensaciones. Empezar a ganar es lo único que les dará esperanzas, y si lo hacen aquí será muy importante, pues quedarán a tan sólo 1 punto de los uzbekos y a punto para meterse en zona de repesca.

El líder del grupo, Irán, visita a Qatar en el último partido del día en la eliminatoria de Asia, este encuentro será a las 10 de la mañana, hora de México. Irán sacó una victoria in extremis ante Qatar en el juego de ida, para lo cual requirió dos goles en tiempo de compensación. Fue la primera de tres derrotas consecutivas para el país que será sede de la Copa Mundial 2022, pero desde entonces han enmendado el camino y sumaron sus cuatro primeros puntos con victoria sobre Siria y empate con China.
Estos números, sin embargo, son insuficientes para que Qatar supere la eliminatoria de Rusia 2018, y si quiere alguna esperanza debe enfrentar con éxito a los grandes del continente, sólo le quedan tres oportunidades, y recibir a Irán será la primera de ellas,
Al igual que China, Qatar llega con un técnico diferente al que los dirigió en septiembre, y ahora el mando del equipo lo tiene Jorge Fossati. Quien ya lleva varios meses al frente de este conjunto, pero al que no ha podido meter en zona de pelea por la clasificación, las oportunidades se le están acabando, y si no hacen una segunda mitad perfecta, entonces quedarán condenados a no poder tener la experiencia de una Copa Mundial antes de organizar ellos mismos el torneo.

La selección de futbol de Irán entrena para su partido de la eliminatoria Rusia 2018 contra Qatar.


Irán lleva un muy buen paso, invictos, y sin haber recibido un sólo gol en contra, la selección persa podría superar una maldición que hasta el día de hoy les impide jugar dos copas del mundo consecutivas. Además, éste será casi su último juego de visita, y con tres partidos en casa, las cosas pintan muy bien para ellos, y sólo un desastre impedirá que no lleguen a Rusia.

Grupo B

Si en el Grupo A las cosas están parcialmente definidas, el grupo B ha hecho valer su etiqueta de grupo de la muerte, y sólo 1 punto separa al primero del cuarto lugar. En este contexto, la pelea entre los cuatro líderes será a muerte, mientras que los dos coleros, Tailandia e Irak, necesitan un milagro para meterse a la pelea.



El líder del grupo, Arabia Saudita, que tiene 10 puntos, visitará a la selección de Tailandia, último lugar con sólo una unidad. Los elefantes, que fueron la sensación de la segunda ronda al ser la primera selección en alcanzar la fase final, han sufrido a la hora de medirse a los grandes del continente, un nivel al que no están acostumbrados, pero ante Arabia tendrán ganas de venganza, pues de todas sus derrotas, ésta fue la más polémica, pues el conjunto árabe sólo los derrotó con un peal que no debió ser marcado en un encuentro donde Tailandia lo dio todo.
El equipo del sureste asiático, viene con la ilusión de que acaban de sacar su primer punto, un empate ante Australia que costó a los Aussie la primera posición, y además saben que no tienen opción más que vencer a Arabia Saudita.
Si pierden, ya les será imposible dar alcance en la tabla a sus rivales, y podrían incluso perder toda esperanza de jugar Rusia 2018 si Japón también gana.

La victoria de Japón, sin embargo, no será sencilla, pues les toca visitar a los Emiratos Árabes Unidos, que tienen 9 puntos.
Son el segundo y el cuarto lugar de la tabla general, y son dos de los rivales directos en busca del pase al mundial.
Además, para Japón el partido implica volverse a ver las caras con una selección que ya los derrotó en la jornada 1, y que además les ganó de visitantes, lo cual los metió en un serio problema, del cual más adelanta supieron salir. Pero los samuráis estarán concentrados en no tropezar por tercera vez con este equipo que se les complica, pues también ya los eliminó en los cuartos de final de la pasada Copa Asiática.

Los Emiratos, como locales, ganaron dos partidos, pero no pudieron derrotar a Australia, un encuentro que era esencial para ellos. No pueden permitirse volver a caer como locales ante un rival directo, sobretodo en vista de que tienen pendientes tres encuentros como visitantes.

Finalmente, Australia visitará a la selección de Irak, que tan sólo tiene 3 puntos por haber derrotado a Tailandia. Los mesopotámicos ya no tienen margen de maniobra, y requiere ganar casi todos sus partidos, Australia está invicta, pero ha tenido problemas para sacar victorias y suma tres empates consecutivos, incluido el de Tailandia, que no los dejó bien parados.


En busca de lograr recuperar el camino a la victoria, los Aussie han convocado varios jóvenes para esta fecha doble, esto es una oportunidad, pero a la vez un riesgo pues no se sabe como se presentarán. Por lo mismo es una oportunidad para Irak, que se ha visto mal contra todos sus rivales importantes. En su juego de ida Australia sacó un triunfo por 2-0.

Si Irak pierde más de 2 partidos, tampoco podrá clasificar automáticamente a Rusia 2018, y sólo va a aspirar a la repesca.


Todo sobre la Eliminatoria Asia Rusia 2018 aquí

No hay comentarios.:

Publicar un comentario