domingo, 28 de agosto de 2016

Eliminatoria de Asia para Rusia 2018 - Final Grupo A

Este jueves dan inicio los partidos de eliminatoria de Asia para Rusia 2018 en su ronda final.
Sólo doce equipos permanecen con vida, divididos en dos grupos de seis, y los dos primeros lugares de cada uno serán quienes estén en la Copa del Mundo.
Retomando la actividad futbolística en el continente que se suspendió desde marzo, vamos a conocer a los contendientes.


En el Grupo A existe un gran favorito, Corea del Sur. ¿por qué? Simplemente porque los coreanos no saben lo que es fallar en una eliminatoria. Las distancias se han reducido, y cada vez es más difícil, pero desde 1986, treinta años, los surcoreanos nunca han estado ausentes de una Copa del Mundo.
Su siempre temido potencial, en este caso viene avalado por una excelente ronda previa, donde fueron un equipo que no sólo mantuvo el invicto, sino que ganó todos sus partidos, y además lo hizo sin recibir ni siquiera un sólo gol en contra. 
Será muy difícil que logren mantener el mismo record ante las potencias del continente, y seguramente recibirán goles y tal vez tengan algún tropiezo, pero esto no debe alejarlos de los primeros lugares.
Además de los surcoreanos, tenemos un grupo perseguidor que dará una interesante pelea por el segundo puesto.

Comandando el camino está el otro equipo que estuvo en Brasil 2014, Irán. Una potencia a nivel asiático, los iraníes tuvieron un difícil inicio en su grupo eliminatorio, pero corrigieron el camino y acabaron por clasificarse con comodidad. Sin embargo los persas vienen con una cábala. Y es que nunca en la historia han logrado clasificar a dos mundiales consecutivos, y cuando han fallado, lo han hecho por errores propios.
Después de regresar a la escena mundial con un sorprendente equipo en 1998, Irán se las arregló para faltar al único campeonato celebrado en Asia, a pesar de ser mejores que los eventuales clasificados, Arabia Saudita, y todo porque fueron a perder en la última jornada contra un ya eliminado Bahreín.
En 2010 fue aún peor, fueron el único equipos que empató con Emiratos Árabes Unidos, y esto los bajó del segundo al cuarto lugar para no alcanzar siquiera la repesca. 
Irán tendrá que evitar errores similares esta vez.

En el grupo tiene dos selecciones con potencial y en busca de revancha y de debutar en un mundial. Tanto Uzbekistán como Qatar ya jugaron con Corea e Irán la eliminatoria a Brasil 2014, y ahora quieren dar el paso que les falta para debutar en la gran fiesta futbolística de Rusia 2018.
Probablemente el mayor potencial lo tenga Qatar, que hizo una fase anterior casi perfecta. Sólo en la última jornada tropezaron contra China echando a perder su campaña perfecta.
También, el ppequeño emirato tiene la necesidad de clasificar para evitarse un pequeño ridículo que sería el que debutaran en un mundial únicamente consiguiendo el pase como invitados, que sería lo que pasaría en 2022, donde serán sede, si no clasifican a Rusia 2018. A fuerza de hacer lo que mejor saben, comprar jugadores en el extranjero, intentarán que su pequeña nación tenga una experiencia en el máximo torneo antes de que les toque organizarlo.
Personas como Muntari y Kasola, nacidos en Ghana,  el uruguayo Sebastián Soria o el brasileño Luiz Junior son los que, disfrazados de quataríes, tratarán de llevar al país al mundial.
Cabe señalar que tanto Qatar como Corea tuvieron grupos sencillos, así que hay que verlos actuar antes de juzgar su paso avasallador, pero ambos vienen con buenas impresiones.
Uzbekistán por su parte lleva muchas veces quedándose en la rayita, y probablemente en 2014 dejaron pasar su mejor oportunidad. Ahí estuvieron todo el tiempo en zona de clasificación y al final empataron en puntos con Corea, pero los surcoreanos obtuvieron una mejor diferencia de goles y, convenientemente, cedieron el último partido ante Irán por 1-0, en un resultado que clasificaba a persas y coreanos. Así, Uznekistán quedó en la orilla una vez más, como lo estuvo en 2006, cuando un polémico error arbitral fue el que los dejó fuera.
Para que la tercera sea la vencida, los uzbekos cuentan con un equipo de respeto en Asia, que superó un grupo difícil. De hecho la ex-república soviética empezó confiándose y llevándose una dura derrota contra Corea del Norte, pero de ahí enmendó la plana y ganó con autoridad el resto de sus partidos, no hay que descartarlos.

Completan el grupo China y Siria, que en principio no son favoritos, pues clasificaron gracias a las facilidades de sus grupos. Los sirios aprovecharon sus juegos contra Afganistán y Camboya para lograr grandes goleadas que los pusieron del otro lado, pero cada que chocaron con Japón, única potencia en su fase previa, se llevaron duras derrotas que no les dan mucha perspectiva. Sin embargo son favoritos sentimentales de muchos por lo que ha sufrido su país.
China es un contendiente más serio, pues hace años que el país trabaja para ser una potencia futbolística en Asia a la par de Japón.
Pero hasta hoy no lo han logrado, y lo mucho que sufrieron en su fase anterior, donde no pudieron derrotar a Hong Kong, y sólo el que Qatar se descuidara la última jornada les permitió lograr una clasificación milagrosa. En teoría son duros, pero ya demostraron sus muchos fallos, y los equipos con más tradición deberían poder aprovecharlos.

Los juegos del grupo, en su jornada de septiembre, inician el jueves con los siguientes duelos:

Corea del Sur vs China
Uzbekistán vs. Siria
Irán vs. Qatar


Todo sobre la Eliminatoria Asia Rusia 2018 aquí

No hay comentarios.:

Publicar un comentario