lunes, 29 de agosto de 2016

Eliminatoria de Asia para Rusia 2018 - Final Grupo B

Han sido dos grupos en donde han sido divididos las doce selecciones de Asia que aún pueden clasificar a Rusia 2018. Ayer conocimos a los integrantes del primero de ellos, hoy vamos con el segundo, que bien puede ser el grupo de la muerte.

Cinco equipos con experiencia mundialista están en el grupo B, donde cuatro selecciones tienen argumentos fuertes para agarrar los dos pases para Rusia 2018.
El primero de ellos es Australia, el campeón de la pasada Copa Asiática.
Los australianos vienen con el mismo técnico que los condujo en el mundial de Brasil 2014, y vienen de haber dado una muy buena impresión en el grupo B de la fase previa, donde lograron siete victorias en ocho partidos y cerraron humillando 5-1 a Jordania, la única selección que se atrevió a hacerles sombra, y que con esto quedaron fuera de la Copa del Mundo.
Además, son por primera vez desde que pasaron a Asia, campeones continentales, por lo que son favoritos para llegar hasta Rusia.

Sin embargo en su camino tienen varios retos, y el principal es Japón, que no falta a una copa del mundo desde que debutó en 1998. Los nipones iniciaron con problemas en la eliminatoria al empatar en casa con Singapur, y parecía que iban a pasarla mal en un grupo en apariencia muy sencillo. Pero los samuráis pronto se repusieron de ese mal inicio y acabaron por dominar el sector bajo la conducción de Vahid Halilhodžić, quien ya llevó a Argelia a un gran resultado en Brasil 2014.
Sin embargo, los nipones estarán enfrentando por vez primera a rivales de alto nivel en la época del serbio, que deberá demostrar que su futbol es realmente bueno, y no sólo digno de imponerse a equipos como Afganistán o Singapur. Tienen como negro recuerdo haberse quedado en cuartos de final de la pasada Copa Asiática.

Y justamente en este grupo, volverán a verse las caras con la selección que los eliminó en el torneo continental, los Emiratos Árabes Unidos. Sin tener gran historial internacional, pues sólo han jugado la Copa Mundial de 1990 donde no les fue nada bien, los ricos emiratos han hecho una fuerte inversión en su equipo y ahora hay que considerarlos contendientes. Confiando su delantera a Ahmed Khalil, el grupo no sólo quiere llegar al mundial, sino que tiene la misión de prepararse para ser contendientes por el título de la Copa Asiática 2019.
Su tercer lugar en la pasada edición, los puso en los ojos del mundo, y en este grupo tienen enfrentamientos importantes, primero revalidar su dominio sobre Japón, equipo al que eliminaron en cuartos de final, y luego cobrarse venganza de Australia, que los derrotó en semifinales.
Su tercer juego clave es un clásico regional, contra Arabia Saudita, equipo que es el cuarto con aspiraciones reales de llegar al mundial y que ya los superó en la ronda anterior.
Tras años de ser potencia en Asia, los árabes desaparecieron del mapa en esta década, ya se perdieron dos mundiales, pero vienen buscando regresar por la puerta grande.
Tienen al goleador de la eliminatoria a nivel mundial, Mohamed Al-Sahlawi, y la dirección técnica de Bert van Marjwick les ha cambiado el rostro, ya se impusieron a los Emiratos con quienes se volverán a ver las caras, y son otra de las selecciones que llegan invictas.

El grupo lo completan dos selecciones que ya se vieron las caras en la primera fase, Irak y Tailandia.
Los iraquíes eran favorecidos fuertemente para ganar el grupo, pero dejaron una mala imagen y fueron superados por los tailandeses, que sin lugar a dudas llevan la etiqueta de gran sorpresa al ser de los primeros equipos que amarraron su pase a la final. empezaron con buen paso ganando a Vietnam, pero mostraron que iban en serio precisamente cuando sacaron dos empates ante los mesopotámicos, y a pesar de cerrar su campaña un mes antes que sus rivales de grupo, amarraron su pase sin problemas.
Sin embargo estas instancias no son comunes para Tailandia, en general considerado un equipo débil, por lo que en cada partido deberán demostrar que merecen estar aquí, y deben dejar atrás el mal papel que hicieron en la eliminatoria de 2002, última vez que estuvieron en una fase final.
Irak entregó el liderato de grupo al empatar con Vietnam, pero se vio beneficiado de que en su grupo sólo había tres rivales, uno de ellos el débil Taiwán, para pasar como uno de los mejores segundos. Sin embargo tienen mucho que mejorar si aspiran a ser contendientes en un grupo muy duro,

Los partidos con los que este grupo inicia actividad el próximo jueves son:

Australia vs. Irak
Japón vs. Emiratos Árabes Unidos
Arabia Saudita vs. Tailandia


Todo sobre la Eliminatoria Asia Rusia 2018 aquí

No hay comentarios.:

Publicar un comentario