miércoles, 21 de septiembre de 2016

Retira Roma su candidatura olímpica

Virginia Raggi, alcaldesa de Roma, anunció hoy oficialmente que su gobierno retira su apoyo para que Roma sea sede de los Juegos Olímpicos.

"Queremos escapar de estos eventos enormes que traen dinero y deudas", explicó. "No queremos que el deporte sea usado como un pretexto para iniciar una fiebre de construcciones por toda la ciudad".

Virginia Raggi retira candidatura de Roma 2024


Virginia Raggi, que se convirtió en la primera mujer que gobierna la capital, se había mostrado en contra de una olimpiada para Roma desde la campaña electoral.

Desde que ganó las elecciones al frente del Movimiento Cinco Estrellas estuvo encima de la candidatura.

El Comité Organizador de la Candidatura lamentó la decisión, y advirtieron que la ciudad acababa de perder una gran oportunidad.

"Roma 2024 era la oportunidad para cambiar muchas cosas", dijo Giovanni Malagó, presidente del Comité Organizador. "Sin los Juegos esto ya no será posible.

Desde la llegada de Raggi al poder, Malagò trató infructuosamente de cambiar su punto de vista sobre los juegos.

Sin embargo, hoy Virginia Raggi ni siquiera se presentó a una reunión con Malagò, quien la esperó durante 35 minutos sin que la alcaldesa se presentara.

La decisión de Roma es la segunda ocasión consecutiva que la capital italiana retira su candidatura para unos Juegos Olímpicos, pues lo mismo hicieron previo a 2020.

Roma 2024
El primer ministro, Matteo Renzi, quien quiere unos nuevos Juegos en su país, lamentó la decisión y dejó abierta la puerta para que otra ciudad vuelva a presentarse en 2028.

Italia ya organizó en Roma los Juegos Olímpicos de verano en 1960, los de invierno de 1956 en Cortina d'Ampezzo, y los de 2006 en Turín.

El retiro de la ciudad deja sólo a tres candidatos para organizar las olimpiadas de 2024: Budapest, Los Ángeles y París.

No es el primer retiro de una ciudad rumbo a los olímpicos de 2024, pues antes tanto Boston como Hamburgo también se arrepintieron de querer ser sedes.

Con esta decisión, el proceso de elección de sede, que se completará el año entrante, amenaza cada vez más con parecerse al de 2022.

En esa ocasión, cuatro candidatas se bajaron del barco y la decisión final quedó entre Pekín y Almaty, dos lugares poco populares en una votación que dejó un sabor agridulce con el triunfo de la capital china, que va en contra de todo lo propuesto por la Agenda 2020 para hacer de los Juegos algo menos costoso.

En 2024 el COI está ensayando un nuevo sistema para que los Juegos sean mas económicos, tras diversas ocasiones de dispendio que han acabado por hacer que el evento se vea muy mal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario