viernes, 13 de noviembre de 2015

Ghana y Nigeria sorprendidos

La segunda ronda de la eliminatoria de África para Rusia 2018 continuó el día de hoy con nueve partidos, donde los gigantes del continente empezaron a entrar en actividad, y mientras Camerún, Costa de Marfil y Túnez cumplieron con mayores o menores complicaciones, Ghana y Nigeria se convirtieron en decepciones al ser incapaces de derrotar a dos de las selecciones más débiles del continente y dejar un halo de duda sobre ellos.

Las estrellas negras de Ghana enfrentaron al equipo más débil de África aún en competencia. Comoros es una selección del Océanos Índico que nunca había ganado un partido de eliminatoria, y su presencia en esta ronda a costa de Lesotho ya se considera una sorpresa mayúscula. Pero el haber dejado al margen a dicho equipo es una hazaña que queda olvidada después de que el día de hoy hayan conseguido sacar su tercer empate consecutivo, esta vez ante una selección que ha ido a los últimos tres mundiales, siempre poniendo en jaque a combinados de la talla de Alemania o la República Checa.
El juego en Comoros fue uno de los más vistos en la historia del país. Y aunque no hubo goles las emociones fueron muchas, pues Ghana estrelló dos veces el balón en el poste, mientras que las Comoros estuvieron muy cerca de dar una de las sorpresas más grandes en la historia cuando Ali M'Madi anotó un gol a ocho minutos del final, sólo para que éste fuera anulado por fuera de juego. 

Suazilandia 0-0 Nigeria

En Suazilandia, otro gigante continental, Nigeria, también dejó una mala imagen al ser igualmente incapaz de anotar a un equipo que no suma ningún éxito en su historia. Las Águilas verdes empezaron controlando y generando ocasiones, pero ninguna de estas pudo superar al arquero Nhlanhla Gwebu, y mientras el partido progresó los visitantes fueron desapareciendo, hasta que contra todo pronóstico fue Suazilandia quien controló las acciones. Pero en el último tercio de cancha ninguno de los dos tuvo muchas oportunidades, acabando todo en un segundo 0-0 que deja con buen sabor de boca a los locales.

Mientras estas selecciones sembraban dudas, Camerún prácticamente firmó su pase a la siguiente fase al golear por 3-0 a Níger de visita, lo que obliga a los nigerinos a ganar por un similar marcador de visitantes, cosa que parece imposible. 
Con menos tranquilidad, Túnez tuvo que remontar  un 1-0 en contra con el que Mauritania sorprendía al medio tiempo, los mauritanos mantuvieron la presión todo el primer tiempo, pero sin poder añadir más goles a su cuenta, y los tunecinos salieron transformados en la segunda mitad, acabando por remontar el marcador y ganando 2-1, un resultado valioso por los goles de visita.

Igualmente de gira, Costa de Marfil venció por la mínima a una combativa Liberia. El gol marfileño cayó al minuto 44, evitando que los locales se fueran a descansar con un meritorio empate, Costa de Marfil no pudo incrementar la marca.

Libia aprovechó la localía y venció por un similar 1-0 a Ruanda, mismo marcador con el que Kenia sacó su segunda victoria esta eliminatoria, marcando su primer gol como locales gracias a Michael Olunga, que permite a su selección viajar con una ventaja que defender en Cabo Verde.

Senegal se quedó cerca de ser otra selección que sufriera una desagradable sorpresa, y es que en el primer tiempo de su encuentro en Madagascar  empezaron perdiendo con un 1-0 al minuto 27, y en el segundo tiempo su situación empeoró cuando los malgaches se pusieron 2-0 adelante al 57.
Con muy poco tiempo para evitar una dura derrota, Senegal recortó distancias al 70, y en un final de partido dramático Sadio Mane encontró el milagroso gol del empate a diez minutos del final, convirtiendo lo que hubiera sido una dolorosa derrota en un empate que les da la tranquilidad de jugar en casa con dos goles de ventaja por su valor de visita en la vuelta.

Angola 1-3 South Africa: Bafana Bafana take control of World Cup qualifier
Angola 1-3 Sudáfrica

Finalmente, en el único partido que enfrentaba a dos selecciones con experiencia mundialista, Angola soñó con una victoria tan pronto como inició el partido, pues la primera ofensiva de Sudáfrica generó un contraataque que los puso adelante apenas a los 90 segundos de juego. Pero lejos de aprovechar ese gol de vestidor, la ventaja de local y la ausencia del portero titular sudafricano, Angola fue rápidamente superada, y los Bafana Bafana empataron al 14 y remontaron al 20 gracias a anotaciones de Tokelo Rantie y Thamsanqa Gabuza. Con la confianza generada por su veloz remontada, los sudafricanos controlaron las acciones, y evitaron que Angola creara ocasiones de peligro. Cerca del final, el portero angoleño hizo falta sobre Rantie y provocó un penal que Andile Jali convirtió en el 3-1 definitivo. Con tres goles de visita, Angola necesitará de un partido perfecto para remontar de visita, pues deben ganar por 3 goles, o marcar 4 si ganan por dos.

Para mañana las últimas series pendientes tendrán sus partidos de vuelta, a la vez que Mozambique y Gabón definirán al primer clasificado a la ronda final.



Todo sobre la eliminatoria África Rusia 2018 aquí

No hay comentarios.:

Publicar un comentario