lunes, 6 de julio de 2015

Copa de Oro 2015 - Grupo A

Con la Copa de Oro de la CONCACAF a punto de comenzar, pasemos a un rápido análisis de cada uno de los grupos.

Grupo A

1.- Estados Unidos
2.- Panamá
3.- Haití
4.- Honduras

En este sector tenemos indudablemente al grupo de la muerte: lo componen tres de los seis equipos que jugaron la última Hexagonal Final, dos de los cuatro representantes de CONCACAF en Brasil 2014, así como los vigentes campeones y subcampeones, que repetirán la final de 2013 en esta primera ronda.

Calendario:

Calendario Grupo A Copa de Oro 2015 - Fuente: Wikipedia










Estados Unidos

El conjunto de las barras y las estrellas viene como vigente campeón lo cual les da cierta tranquilidad, ya que han asegurado medio pase para la Copa Confederaciones de 2017 y aspiran a jugar ese importante torneo aún si no se coronan. Esto no quiere decir en lo absoluto que los hombres de Jurgen Klinsmann se vayan a tomar el torneo a la ligera. El equipo viene armado con sus mejores jugadores, incluyendo a muchos mundialistas, y tratarán de dar un golpe de autoridad en la región consiguiendo su segundo bicampeonato.
La victoria también los igualaría con México como el equipo más ganador de la historia con seis títulos y enterraría uno de los últimos argumentos que los aztecas tienen para proclamarse gigantes del área, un título que los Estados Unidos ya no reconocen. 
Los estadounidenses se beneficiarán de tener fuerte competencia desde el inicio, por lo que no se permitirán especular y saldrán por todo desde el comienzo. Sus resultados recientes también muestran que son un equipo de temer. Suman cuatro victorias consecutivas, dos de ellas como visitantes en Holanda y Alemania, acaban de aplastar por 4-0 a Guatemala y no han recibido un gol de un rival de la CONCACAF desde octubre de 2014, cuando Honduras le sacó un empate a uno en medio de una mala racha.
Cualquier selección que aspire a derrotarlos tendrá que dar lo mejor de si, y para los de las barras de las estrellas su aspiración es el campeonato y cualquier resultado que no sea la final un fracaso.

Panamá

El cuadro canalero es un rival de menos renombre que otros, pero al cual no se puede despreciar. Panamá ha crecido mucho en los últimos años, y se quedaron a un paso de debutar en un mundial en 2014. Los panameños vienen además como vigentes subcampeones, después de ser verdugos de México, siendo esta la segunda vez que se quedan como segundo lugar, lo cual les da un mejor record que otras naciones de América Central. Su verdugo de cara a la copa siempre ha sido Estados Unidos.
En encuentros recientes contra miembros del área, Panamá sólo ha sido derrotado por los gigantes Nortemaericanos: EU y México, logrando buenas victorias ante el resto de las selecciones, lo cual da confianza a la marea roja de mantener su paso ascendente. Si bien jugar la final siempre luce complicado, los panameños no deben ser descartados en caso de que algún rival de un tropezón inesperado, si no logran disputar el título la semifinal será un buen resultado y los confirmarán como un rival de cuidado.
Sin embargo todas estas esperanzas descansan en no tropezar contra Honduras en primera fase. Un mal resultado ahí podría mandarlos al tercer lugar de grupo y a un cruce muy difícil en cuartos de final.

Honduras

Si a alguien se puede culpar de la dificultad del grupo es a Honduras. Los catrachos, siempre potencia en Centro América, fueron una decepción en la Copa Centroamericana de 2014, que repartía cuatro pases a la Copa de Oro, y al ser superados por Guatemala y El Salvador se vieron obligados a jugar un repechaje contra Guyana Francesa para clasificar al torneo. Esto los llevó a ser sorteados en el cuarto biombo de la Copa junto a los rivales más débiles del área.
El escenario resultante es complicado para todos, pues una potencia del área quedará marginado al tercer lugar del grupo, y con ello enfrentarán un complicado escenario en los cuartos de final.
Honduras se ha reforzado para dejar atrás la mala imagen de finales de 2014, y para ello ha contratado los servicios de Jorge Luis Pinto, quien comandó a Costa Rica en su pasado mundial histórico donde eliminaron a Italia e Inglaterra. Y si bien tomar a un técnico que fue exitoso con un país vecino nunca es garantía de repetir un éxito, no cabe duda de que Pinto ya conoce la zona y que ha cambiado la cara a los catrachos desde que tomó las riendas de la selección, pues tras un dubitativo debut con derrota en Guyana Francesa a empatado con México y Paraguay y derrotado a El Salvador. Queda ver si la propuesta futbolística va más allá de trabar al rival como hicieron en su último duelo ante los mexicanos.
El sueño de volver a jugar una final como hicieron en 1991 se ve complicado, pero Honduras ha sido semifinalista en cuatro de las últimas cinco copas de oro, por lo que no puede aspirar a menos. Todo depende en gran medida de salir avante de su Grupo A.

Haití

Los caribeños llegan como patito feo del grupo, viéndose como un escenario muy difícil el que logren dar una sorpresa. Haití es un equipo de buen nivel dentro del Caribe, y por ello son invitados constantes a las Copas de Oro. Pero una vez que enfrenta a selecciones de Centro y Norte América le cuesta mucho trabajo destacar. De hecho Haití sólo tiene tres victorias en la Copa, y dos veces avanzó a cuartos de final. 2002 es la única ocasión en que fue un rival de cuidado, siendo que avanzó primero de su grupo por sorteo y Costa Rica requirió de tiempos extras para eliminarlos.
A la calidad de sus rivales, se suma que los haitianos no han tenido actividad este año, sólo teniendo un partido amistoso ante China en marzo pasado, mismo que empataron. El ranking ELO los coloca como 97 del mundo, siendo el equipo más débil del torneo con la excepción de Cuba.
Si los haitianos sacan puntos podrán darse por satisfechos, y darán un golpe mortal al desafortunado que pierda puntos con ellos, pero tres derrotas son un horizonte más probable. Lo mejor que pueden hacer es obtener experiencia y juego de cara al inicio de su participación en las eliminatorias en septiembre próximo.


Partido destacado

Si bien uno estaría tentado a señalar Estados Unidos-Panamá, la pasada final, como el partido más interesante. Lo cierto es que el encuentro más destacado del grupo es el Honduras-Panamá del 10 de julio. El equipo que lo gane avanzará primero o segundo de grupo, y el que lo pierda sólo aspirará a que una combinación de resultados le permita avanzar como terceros de grupo, escenario que presumiblemente los pondría ante México en cuartos, en un escenario donde el objetivo de ser semifinalistas se complicaría mucho si es que los aztecas explotan todo su potencial.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario