jueves, 12 de noviembre de 2015

Eliminatoria de CONCACAF - Semifinal Grupo C

Tras tres rondas eliminatorias que fueron despejando el tablero de las selecciones menores del área, la CONCACAF llega a las rondas definitivas rumbo a Rusia 2018. A las seis selecciones que superaron las rondas precedentes, se suman las otras seis con mejor ranking de acuerdo a la FIFA, quienes, divididas en 3 grupos de 4, pelearán por los 6 puestos disponibles en la famosa Hexagonal Final.
Pencho TV analiza brevemente cada uno de los sectores. Uno de ellos es fácilmente identificado como "el grupo de la muerte", otro es una incógnita debido a la situación en la que llegan sus integrantes, y el último aparece como el más sencillo de todos.





Grupo C

El tercer grupo aparece a priori como el más sencillo de todos, es el único que sólo tiene a un participante de la pasada Hexagonal Final, e incluye a un equipo en una larga crisis de resultados y a otro que es visto como el más débil de todos los que se mantienen con vida en la clasificatoria. En contraste a estos dos hay uno de los dos gigantes del área y a otra selección en un muy buen momento. Por lo que, a reserva de que los pronósticos se confirmen en la cancha, el sector parece estar claramente a favor de las dos cabezas de serie.

Estados Unidos

Junto a México, la Concacaf está acostumbrada a siempre ver a los Estados Unidos no sólo en la Hexagonal Final, sino en el mundial. Tras décadas de ignorar al "soccer" y de ser un pichón dentro del área. El país Norteamericano finalmente invirtió en el deporte más popular del mundo a partir del campeonato que celebraron en 1994, y, sin ser potencia, ya son una selección respetable en el escenario internacional, por ello hay pocas dudas de que una vez más lograrán alcanzar la ronda final del área, especialmente en virtud del benévolo grupo que les deparó el sorteo.
Jürgen Klinsmann deberá aprovechar la oportunidad para fortalecerse en su puesto, pues tras el mundial de 2014 su permanencia en el cargo ha empezado a ser criticada una vez que el cuadro de las barras y las estrellas ha empezado a perder terreno ante México, esto después de que fueran sorprendidos por Jamaica en la semifinal de la pasada Copa de Oro, y de que perdieran contra sus archirrivales el partido de Repesca para ir a la Copa Confederaciones de 2017, con lo cual fallaron en todos los objetivos marcados para el año 2015.
A las decepciones de la selección mayor, se vienen sumando los fracasos en los equipos juveniles, que incluyeron la derrota ante Honduras que los marginó de la clasificación directa a Río 2016, y la eliminación en la primera fase del mundial sub-17 con goleada incluida ante Chile. Si bien esto no es responsabilidad de Klinsmann ni del equipo mayor, si contribuye a la sensación negativa en el equipo mayor.
Estados Unidos tiene, a pesar de todo esto, todo a su favor para avanzar sin dificultades, sus resultados pueden ser malos para los estándares que se han impuesto, pero prácticamente cualquier otra selección del área estaría contenta de sufrir los mismos problemas, y Klinsmann ya pasó gran parte de su proceso anterior cuestionado, a pesar de lo cual llegó al mundial y superó uno de los tres grupos de la muerte para llegar a octavos de final, por lo que la situación actual no es nada que no puedan enfrentar y dejar atrás.

Trinidad y Tobago

Los caribeños son el único país que no jugó la pasada Hexagonal Final que fue elegido como cabeza de serie por la FIFA. Esto debido a que el único criterio que el organismo sigue para definir las selecciones sembradas es su fallido ranking mundial, que siempre da pie a la polémica, y que en esta ocasión perjudicó a Jamaica. Situación que, como suele ocurrir cada que FIFA da una cabeza de serie discutida, se ha probado equivocada, pues los jamaicanos se han probado como uno de los equipos más interesantes del área y no deberían haber sido relegados.
A pesar de que no debieron ser cabezas de serie, ignorar el potencial de Trinidad y Tobago sería una equivocación. La selección sufrió una fuerte crisis hace cuatro años cuando Guyana los eliminó de Brasil 2014, pero se han sabido levantar para volver a ser una potencia en el Caribe, y un caballo negro a nivel regional, tal y como demostraron en la pasada Copa de Oro, donde alcanzaron los cuartos de final, superaron a México en su grupo y sólo fueron eliminados a través de tiros penales, quedándose a un suspiro de su primera semifinal.
Tras la Copa de Oro, los trinitarios se han mantenido en buena forma, al empatar por segunda vez en el año con México (a quien marcaron 7 goles en dos partidos), y venciendo a Panamá, cobrándose su eliminación del torneo regional. Ante los problemas con que vienen el resto de los integrantes, los trinitarios pueden apuntar no sólo a volver al Hexagonal, sino a disputar el primer lugar a Estados Unidos.

Guatemala

En medio de una grave crisis, Guatemala ha llegado a la ronda semifinal con más pena que gloria.
Siempre presentes en la ronda semifinal del continente, en esta ocasión los chapines pusieron su presencia en riesgo en dos ocasiones. Primero siendo incapaces de derrotar a Bermudas como locales, y luego perdiendo como visitantes en Antigua y Barbuda. Si bien en las dos ocasiones pudieron remontar los marcadores adversos en la vuelta, las dificultades sufridas ante selecciones de bajo nivel a las que se asume debieron superar sin problemas ha llenado de dudas a los guatemaltecos.
La crisis de los centroamericanos no se ha quedado en su sufrimiento ante pequeños equipos antillanos. La Copa de Oro pasada marcó un enorme fracaso para ellos, no sólo cayeron por un contundente 3-1 ante Trinidad, a quienes volverán a enfrentar ahora, sino que hicieron el ridículo en la última jornada al ser derrotados por Cuba, que venía de dos derrotas y con 8 goles en contra, en un partido donde una simple victoria ante el conjunto más débil del torneo los hubiera clasificado a cuartos de final.
A pesar de los malos resultados, los guatemaltecos siguen apostando por el argentino Iván Sopegno, quien los encabeza desde 2014 y que ha ganado siete de sus 21 partidos dirigidos. La efectividad del argentino ha aumentado tras dos empates en los últimos dos amistosos ante El Salvador y Honduras, y es superior a la de sus dos predecesores. Guatemala no suele ser un invitado a la ronda final de Concacaf, y si se quedan en esta ronda no será sorprendente, pero sus resultados recientes dan la impresión de que en esta ocasión darán menos problemas a sus rivales que en otras ocasiones.

San Vicente y las Granadinas

La ronda semifinal de Concacaf siempre tiene 10 u 11 equipos con aspiraciones reales de jugar la Hexagonal Final, y 1 u 2 que logran colarse entre los grandes a partir de una buena racha, un error de un rival de más prestigio o un sorteo benévolo que les da un camino sencillo para llegar a cruzarse con los grandes del continente. Hasta ahora sin excepción, ese invitado de menor nivel difícilmente obtiene resultados y se despide con pocos o ningún punto.
En esta ocasión la selección que luchará por revertir esta tendencia es San Vicente y las Granadinas, equipo que llegó a esta ronda tras eliminar a una Aruba, un equipo que fue eliminado en dos ocasiones, y que en los primeros años de la Hexagonal Final fue por un tiempo un invitado frecuente a semifinales, enfrentando a México en más de una ocasión, antes de ser remplazado por otros equipos que tuvieron mayor crecimiento como Antigua y Barbuda o Suriname.
El regreso de San Vicente a la semifinal, no viene en principio con buenas perspectivas para cambiar los resultados negativos de las Antillas Menores en esta ronda. El ranking ELO, que es más confiable que el de FIFA, los coloca como el equipo 167 del mundo, muy por debajo de sus rivales y de otros equipos que tuvieron menos suerte en sus emparejamientos y fueron ya eliminados.
Además San Vicente viene con poca actividad futbolística, y sin enfrentamientos amistosos con equipos de fuera de su área, lo cual siempre previene su crecimiento. Fuera de la eliminatoria, San Vicente sólo presume de victorias por la mínima ante equipos como Santa Lucía o Granada, además de que no pudieron derrotar a Barbados en tres enfrentamientos.
Si San Vicente logra siquiera competir contra sus rivales, será una gran sorpresa.

Antecedentes entre los equipos

Contando únicamente los partidos que estas cuatro selecciones han jugado entre sí en la ronda semifinal de CONCACAF de 1998 a la fecha, sus resultados han sido:


Trinidad y Tobago 1-1 Guatemala (1998)
Guatemala 2-1 Trinidad y Tobago (1998)
Trinidad y Tobago 1-1 Guatemala (2010)
Guatemala 0-0 Trinidad y Tobago (2010)

Estados Unidos 2-0 Guatemala (1998)
Guatemala 2-2 Estados Unidos (1998)
Guatemala 1-1 Estados Unidos (2002)
Estados Unidos 1-0 Guatemala (2002)
Guatemala 0-1 Estados Unidos (2010)
Estados Unidos 2-0 Guatemala (2010)
Guatemala 1-1 Estados Unidos (2014)
Estados Unidos 3-1 Guatemala (2014)

Estados Unidos 2-0 Trinidad y Tobago (1998)
Trinidad y Tobago 0-1 Estados Unidos (1998)
Estados Unidos 3-0 Trinidad y Tobago (2010)
Trinidad y Tobago 2-1 Estados Unidos (2010)

San Vicente y las Granadinas 0-2 Trinidad y Tobago (2006)
Trinidad y Tobago 2-1 San Vicente y las Granadinas (2006)

Estados Unidos: 5 de 5 Hexagonales Finales (1998-2014)
Trinidad y Tobago: 3 de 5 Hexagonales Finales (2002 -2010)
Guatemala: 1 de 5 Hexagonales Finales (2006)
San Vicente y las Granadinas: 0 de 5 Hexagonales Finales

Datos curiosos

* La serie entre Guatemala y Estados Unidos es la más repetida en la historia de las semifinales de CONCACAF, estas selecciones se han visto la cara en 4 de 5 ocasiones posibles, y ésta será la quinta vez. Guatemala nunca ha podido derrotar a los estadounidenses en 8 partidos.

* Lo que es peor para Guatemala, es que enfrentar a Estados Unidos es para ellos sinónimo de quedar eliminados de la Hexagonal Final. La única vez que el sorteo no los hizo enfrentar a los norteamericanos es también la única vez que disputaron la ronda final.

* A lo común de los enfrentamientos entre Guatemala y Estados Unidos, se suma la presencia de Trinidad y Tobago. Las tres selecciones han quedado encuadradas en el mismo grupo semifinal en dos ocasiones, y ésta será la tercera vez que este trío se enfrentará con un cuarto en discordia completando el sector, pareciera que se atraen como imanes.

* San Vicente y las Granadinas nunca se ha visto las caras con dos de sus rivales en esta ronda. Por lo que sus partidos ante Guatemala y Estados Unidos se celebrarán por primera vez en semifinales. San Vicente ha perdido sus dos partidos ante el único rival de grupo que ha visto en esta instancia, Trinidad y Tobago.

* Será la primera vez en la historia que se celebre un partido entre San Vicente y Estados Unidos. Los caribeños si han jugado en tres ocasiones con Guatemala, una vez en Copa de Oro y otra en eliminatoria, pero en otra ronda anterior a la semifinal. Han perdido todos estos partidos y nunca han podido anotar un gol a los chapines.

* La única vez que Trinidad y Tobago clasificó a un mundial en 2006, jugó contra San Vicente y las Granadinas en ronda semifinal.

* Trinidad y Tobago presume de ser el único equipo del grupo que ha derrotado a Estados Unidos en semifinales. Pero a la vez nunca han podido derrotar a Guatemala.

* En sus tres apariciones en semifinales, San Vicente y las Granadinas terminó dos veces con 0 puntos, su última incursión en esta ronda fue en 2006, y fue la única vez que obtuvieron victorias, aunque éstas provinieron de vencer a un rival igualmente débil, San Cristóbal y Nevis.



Todo sobre la eliminatoria Concacaf Rusia 2018 aquí

No hay comentarios.:

Publicar un comentario