miércoles, 2 de septiembre de 2015

Tercera jornada eliminatorias de Asia

Mientras los equipos de Oceanía tienen un día de descanso antes de la jornada definitiva. La atención del futbol y de la eliminatoria rumbo a Rusia 2018 pasa a Asia, que el 3 de septiembre celebra la tercera jornada de partidos en su segunda ronda. Una etapa que seguramente empezará a marcar distancias entre contendientes y participantes en algunos grupos.
Con un calendario igual para cada uno de los grupos, en todos coincide que en esta jornada descasarán los equipos que salieron del bombo 3. Por lo que los enfrentamientos de la jornada cruzarán en cada sector a los que, de acuerdo a la FIFA, son los dos mejores conjuntos contra los dos peores. Por ello mismo es en esta jornada cuando los grandes deben aprovechar para marcar una distancia que pueda ser definitiva rumbo a la clasificación a la tercera ronda, o para corregir los tropiezos sufridos en las primeras jornadas para meterse en la pelea.
Analizamos cada uno de los grupos:


Grupo A:

Seas cuales sean los resultados en el grupo, lo único seguro es que Palestina perderá el liderato, pues al no jugar será necesariamente rebasado en puntos por al menos dos de sus rivales.
Lo más probable es que quienes ocupen el liderato serán sus rivales árabes. Ya sea Arabia Saudita o Emiratos Árabes Unidos, que aparecen como favoritos en sus duelos contra Timor Oriental y Malasia, respectivamente.
Los Emiratos debutarán como locales, y deberían aplastar a Malasia, que ya mostró una débil defensa cuando fue goleado por Palestina como local la jornada anterior, si bien han ganado su único juego la jornada anterior, el conjunto se vio débil en ofensiva y deben corregir ese aspecto.
El único punto de Timor fue de visita, por lo que esperan volver a sacar dividendos ante Arabia. El rival, sin embargo, es ahora más fuerte que Malasia, y será una duda prueba para el equipo del sureste asiático, que ya se mostró muy luchón al no conceder más que un gol de Emiratos la jornada anterior, pero que requiere más que eso para sacar un punto.

Grupo B:

Australia y Jordania son favoritos en sus partidos para empezar a ganar distancia frente a Kirguistán, quien con tres puntos está ahora empatado con ellos a tres puntos, con la salvedad de que la ex república soviética tiene un partido de más.
Australia tendrá menos problemas al enfrentar de local a el más débil del grupo, Bangladesh, quien ya es último de grupo y no ha ganado a pesar de haber ya enfrentado a sus dos rivales menos competitivos como local.
Kirguistán ya dio un buen partido ante los australianos, donde sólo perdió por un gol, y buscará demostrar la misma fortaleza visitando a los jordanos, quienes lograron su primera victoria despachando a sus vecinos de Tajikistán. Ambos equipos ya se enfrentaron dos veces en eliminatoria, ganando cada uno su partido como local por el mismo marcador.

Grupo C:

El equipo más débil de la eliminatoria, Bután, aspira a poco más que a marcar un gol y tratar de evitar la goleada cuando enfrente a Qatar, quienes aprovecharán su juego ante el pichón del grupo para marcar tantos goles como les sean posibles en pos del liderato. El partido seguramente les servirá para lavar el mal sabor de boca que dejaron en su victoria anterior, cuando requirieron de una polémica decisión arbitral que llevó a que se añadiearan 10 minutos de tiempo de compensación para que vencieran por un solitario tanto a las débiles Maldivas con un gol al 99.
Otro escenario más interesante será el duelo entre China y Hong Kong. Los hongkongueses son sorprendentes líderes provisionales y no han recibido goles en dos partidos, pero enfrentan su primer juego ante un rival de peligro y saldrán por primera vez de su territorio para jugar contra el país al que pertenece su territorio, por lo cual están en juego más de tres puntos.
Históricamente los chinos tienen un dominio total sobre Hong Kong, ganando 14 de los 20 partidos que los han enfrentado, pero entre las escazas victorias de la ciudad autónoma destaca una en eliminatorias que marginó a China de México 1986.

Grupo D:

Un sector inusualmente disputado destaca con el duelo entre Irán y Guam. Que en principio se hubiera tomado como una fácil victoria para los persas, pero que en base a dos sorprendes victorias de la pequeña isla del Pacífico, que la colocan como líder, y un decepcionante empate de Irán, se ha convertido en un duelo muy importante para el desarrollo del grupo.
Aún con una victoria Irán no será capaz de dar alcance a Guam, que tiene la tranquilidad para tratar de manejar el marcador en el que pinta para ser su partido más difícil del calendario, no en vano su único enfrentamiento previo se resolvió con un 19-0 a favor de los persas hace 19 años.
Quien verá el resultado con más atención será Omán, debutante hacer cuatro años en la ronda final de la eliminatoria y que con una victoria ante la India, debuta de local con Turkmenistán, que se ha visto fuerte en defensa si bien débil en delantera y que aspira a dar otro susto a los gigantes del grupo. La victoria de Omán combinada con derrota de Guam pone al equipo de la península Arábiga como líder, mientras que victorias para Irán y Turkmenistán subirían a los respectivos equipos a segundo o tercero de grupo.
En cualquier caso la India, que descansa y no ha sumado puntos, rogará por un par de empates para que sus rivales o se alejen demasiado de ellos.

Grupo E:

Japón se llevó uno de los chascos más grandes en lo que va de eliminatoria al empatar como local a ceros con Singapur. Resultado que los dejó en cuarta posición del grupo, impulsando a la ciudad-estado a una increíble primera posición grupal. Los nipones saldrán con todo a borrar ese mal recuerdo, y tienen ante ellos al rival ideal para ello pues recibirán a Camboya que lleva cero puntos y cero goles. El reto para los samuráis azules es hacer el marcador tan abultado como les sea posible.
El resultado ante Japón, inspirará a Singapur a buscar mantener el liderato en su visita a Siria, que por la guerra jugará en territorio neutral en Omán, y que aparece como el segundo favorito del grupo. La férrea defensa que Singapur llevó a Japón será muy necesaria ante un rival que viene de marcarle 6 a Afganistán y que, con sólo un juego jugado, es la mejor ofensiva del sector. Este choque de defensiva contra ofensiva ofrece otro de los encuentros más atractivos de la jornada y el ganador acabará de líder grupal, con el empate favoreciendo a los singapurenses.

Grupo F:

El grupo más pequeño, afectado por la expulsión de Indonesia, por fin nos dará a conocer a su cuarto participante una vez que Irak salte a la cancha contra Taiwán. Los iraquíes son amplios favoritos para ganar el grupo y debuta contra su rival más débil, por lo que aparentemente sólo les queda dejar una buena impresión y debutar bien. Taiwán ya perdió su único juego previo ante Tailandia, quien a pesar de descansar se mantendrá de líder con seis puntos al no jugarse más que un único partido.

Grupo G:

Líbano descansa, y sus dos rivales más fuertes, Corea del Sur y Kuwait, no deben tener conflicto para ocupar en conjunto el liderato grupal con seis puntos. Ambos han ganado su único partido anterior y se verán las caras ante Laos y Myanmar, que sólo llevan un punto producto de un empate entre ambos y que no han mostrado armas que inviten a verlos como contendientes, y menos lejos de su casa.

Grupo H:

Uzbekistán y Yemen han caído víctimas del líder, Corea del Norte, y con cero puntos se ven las caras entre ellos buscando sumar sus primeros puntos. Yemen presumía de una efectiva defensa, pero sufre en la ofensiva y ya ha recibido tres tantos en dos partidos, que se reflejan como cinco por haber perdido un partido en la mesa.
Uzbekistán ha mostrado una mala defensa al recibir cuatro tantos en un partido, pero un terrible inicio de su encuentro anterior, se compensó con un buen segundo tiempo donde dominaron, pero no lograron rescatar un déficit de cuatro goles. Sin embargo su buen juego y su historial los pone como grandes favoritos.
En otro escenario Bahreín, tercer equipo sin unidades, buscará ser el primero que frene a Corea del Norte, quien ha dominado el sector. El estado del Golfo Pérsico sólo tiene una victoria en su historia ante los norcoreanos, precisamente como locales en una eliminatoria. Pero esta se dio cuando Bahreín era potencia continental, días que están en el pasado. Una victoria para Corea del Norte sería un impulso enorme para consolidarse como líderes y buscar avanzar de ronda, además de que les vendría de maravilla antes de su jornada de descanso.
Pase lo que pase Filipinas, que descansa, mantendrá el subliderato.



Todo sobre la Eliminatoria Asia Rusia 2018 aquí

No hay comentarios.:

Publicar un comentario