domingo, 5 de febrero de 2017

Camerún campeón de África

Camerún se impuso a Egipto en la gran final de la Copa Africana de Naciones de 2017, con lo cual se convirtieron en el octavo y último invitado para la Copa Confederaciones de Rusia 2017 que se jugará este verano.

Camerún campeón de la Copa Africana de Naciones 2017


La victoria da a la selección de Camerún su quinto título de la Copa Africana de Naciones en su historia, con ello se consolidan como el segundo mejor equipo de la historia de este torneo, rebasando a Ghana que lleva décadas estancado en cuatro títulos, y niega a los egipcios el que hubiera sido el octavo título de su historia.

Además, fue la primera vez en tres finales que han jugado entre ellos, en la que Camerún logra derrotar a Egipto, pues en sus dos encuentros anteriores, siendo el más reciente en 2008, habían sido los faraones los que levantaron la Copa Africana a costa de sus rivales.

El partido que se jugó hoy en Libreville, la capital de Gabón, que fue eliminado en primera fase por el propio Camerún, pareció ser en principio sencillo para un Egipto acostumbrado a ganar en este torneo.
La selección de Camerún, llena de jugadores jóvenes con poca experiencia internacional, mostró lo que hasta ese momento no se le había visto en la Copa Africana, nerviosismo, y con ello Egipto se acomodó rápidamente en el campo y ejerció un dominio total sobre los leones.

Éste fue tal, que a los 20 minutos la selección del norte del continente ya había logrado el gol a través de Mohamed Elneny, quien aprovechó un terrible error defensivo que lo dejó sin marca, para que tirara a puerta con tranquilidad.

Pero faltaba mucho partido, y la estrategia de Egipto de ser cuidadoso en defensa y defender el gol que tan buenos resultados le venía dando, no aguantó en esta ocasión.
El gol en contra fue un revulsivo para Camerún, que poco a poco abandonó el nerviosismo, y encontró la garra, y además se benefició de un cambio en el medio tiempo. El mejor jugador de la Copa Africana 2017, Aboubakar, quien no había iniciado por lesión, entró a la cancha y dio a los leones la profundidad que les venía fallando.

Los goles de Camerún cayeron en el segundo tiempo. Primero gracias a Nicolas N'Koulou, quien empató el juego, y finalmente gracias a Vincent Aboubakar, quien definió el segundo ya cerca del pitido final, dejando a Egipto tiempo insuficiente para reaccionar y forzar los tiempos extra.

El shock es grande para Egipto, su dominio a nivel continental era tal, que los faraones no perdían un partido de Copa Africana desde el 2004. Una racha de 13 años sin derrota que se rompió en el peor momento posible.
Además, tener a Egipto en el partido por el título, era prácticamente una garantía de que levantarían la Copa. La última vez que los faraones llegaron a una final y no la ganaron, fue en el lejano 1962. En ese entonces competían bajo el nombre de República Árabe Unida, y el futbol en el continente estaba tan poco desarrollado que ni siquiera tenían un pase directo al mundial.

Con la victoria, Egipto no tiene ahora más que la eliminatoria para el mundial para concentrarse en ella. Un reto gigante para la selección, que, sin importar su dominio continental, siempre se las arregla para quedar eliminado de la mayor fiesta del futbol mundial.

Para Camerún, el campeonato les permite jugar la Confederaciones, y tener una probadita de futbol internacional, misma que les viene muy bien dado que su participación en Rusia 2018 está muy en duda, al tener 4 puntos de desventaja con Nigeria en su grupo clasificatorio, si no corrigen el rumbo, esta copa podría ser lo único que los leones vean de Rusia en estas fechas.

La siguiente Copa Africana va a disputarse en 2019, y Camerún va a ser el país organizador. Con ello, podrán defender su recién adquirido campeonato como locales ante su propio público. Lo cual puede ser una enorme ilusión, pero también una enorme presión, ya veremos como quedan las cosas para ese entonces.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario