martes, 17 de enero de 2017

Haití a la repesca rumbo a la Copa de Oro

El año futbolístico comenzó en el Caribe, donde las tres selecciones que quedaron marginadas de la clasificación directa a la Copa de Oro, se jugaron su última carta de cara a participar en el máximo evento de la región.

Al igual que lo ocurrido en el resto de la eliminatoria, se formó un grupo de tres, donde jugaron todos contra todos, pero a diferencia de otras rondas, hubo una única sede, la ciudad de Couva en Trinidad y Tobago.

Haití 3-0 Suriname Gold Cup playoff qualification
Si bien había tres equipos en disputa, el interés lo acapararon dos equipos: Trinidad y Tobago y Haití, ambos potencias regionales y frecuentes invitados al torneo. Además el duelo tenía aires de revancha para los Guerreros de Soca. Pero Haití fue quien volvió a triunfar, y están a un paso de la Copa de Oro donde sorprendieron hace dos años.







Drama Trinitario

Como locales, y como el único equipo del Caribe en la Hexagonal Final rumbo a Rusia 2018, Trinidad y Tobago era amplio favorito. Pero apenas en su primer partido se dieron un tiro en el pie, pues fueron sorprendentemente derrotados por Suriname.

Hace un mes, Trinidad y Tobago estrenó técnico en la figura del belga Tom Saintfiet, pero el papel de este ha sido todo menos bueno. En un partido amistoso los trinitarios fueron derrotados por primera vez en la historia por Nicaragua, y a ese partido siguió la debacle en este minitorneo caribeño.

En un partido cerrado, Suriname se adelantó al 76, y Trinidad empató al 82. Pero las reglas son que no hay empates, por lo que los equipos se fueron a tiempos extra. Ahí, Suriname marcó el segundo, y los locales ya no pudieron igualar, con lo cual el equipo sudamericano dio un pase muy importante.
Fue la primera vez que Suriname le gana a Trinidad en 20 años, y el resultado deja muchas dudas sobre si el equipo será capaz de corregir el paso en la Hexagonal Final, donde también empezaron mal.

Haití aprovecha

Los haitianos se han convertido en un equipo curioso que de repente saca resultados extraordinarios para su nivel, y luego no luce. Pero los francoparlantes no desaprovecharon la caída de Trinidad y sin dificultades ganaron por 4-2 a Suriname, que, debido a la diferencia de goles, vio sus posibilidades de obtener el pase a la repesca desaparecer.
La victoria pudo ser contundente, pues al minuto 80 Haití ganaba por 4-0, pero en la etapa final, y aprovechando que sus rivales se relajaron, los surinamenses recortaron dos goles de su desventaja, aunque no fue suficiente.

Ahí, quedó todo para un partido final, con Trinidad y Tobago obligado a ganar, y Haití siendo capaz de manejar el resultado por sus goles a favor.
Para Los Guerreros de Soca esto era una revancha, pues los haitianos ya los habían marginado de la Copa América Centenario en una repesca el año pasado.

Trinidad mejoró mucho, pero no suficiente. Dos veces se pusieron al frente, y dos veces Haití los alcanzo, forzando de nueva cuenta al tiempo extra.
Ahí, Haití tomó la iniciativa, y fue quien se adelantó dos veces en el marcador. Trinidad sólo recortó distancias una vez, y el marcador final fue de 4-3. Y Trinidad, con cero puntos, cayó incluso abajo de los surinamenses.

Shahdon Winchester de Trinidad y Tobago y Andrew Jean-Baptiste de Haití fueron los goleadores de los tres partidos, con tres tantos cada uno.

Qué sigue

Hace cuatro años, estos partidos ni siquiera se habrían jugado, pero desde 2015 la Concacaf decidió que Centroamérica y el Caribe merecían las mismas oportunidades de llegar a la Copa de Oro.
Por ello, en vez de dar 5 pases a los centroamericanos y 4 a los caribeños, ahora da 4 pases a cada zona, y el último se decide en repesca.

La eliminatoria anterior, la oportunidad para el Caribe no pesó, Honduras le ganó a Guyana Francesa y el reparto de cupos quedó igual, pero ahora Haití tiene una auténtica oportunidad de llevar a su región a tener cinco representantes en la Copa por primera vez. ¿la razón? En la Copa Centroamericana que se celebra actualmente, Guatemala no participa.

Los Chapines fueron desafiliados por FIFA y no pueden jugar hasta que resuelvan sus pleitos administrativos, por lo que sólo cuatro de las cinco potencias de la zona pueden jugar la Copa de Oro.
Belice y Nicaragua, por su parte, tienen la puerta abierta para ganar el pase a la repesca en busca de su segunda Copa de Oro, pero si lo obtienen, no serán favoritos ante Haití, y será una sorpresa que eliminen a los francoparlantes.
Si por el contrario dan una sorpresa y pueden superar a El Salvador, entonces el duelo entre La Selecta y los caribeños si será de pronóstico reservado

La semana entrante se sabrá que país de Centroamérica se clasifica a este repechaje.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario