martes, 14 de abril de 2015

Eliminatoria de Asia para el mundial: Segunda Ronda - Grupos

Tras el sorteo celebrado a las cinco de la tarde en Kuala Lumpur, Malasia los 40 equipos sobrevivientes de Asia han sido ubicados en ocho grupos de cinco para jugar la segunda ronda.
La AFC ha recurrido a un nuevo sistema que garantiza más partidos a las selecciones débiles, apostando a que el juego ayude al interés en el deporte y a su crecimiento a nivel continental. Esto también implica que habrá muchos encuentros inéditos entre las selecciones del continente.
En principio, si bien la apuesta a largo plazo es que mejore el nivel de la confederación, el panorama a corto plazo parece indicar que los gigantes del área, todos cabezas de serie, no tendrán problema para avanzar a la tercera ronda, que repartirá los pases al mundial. Y la competencia parece estar en quienes ocuparán los cuatro lugares finales a esa instancia, que se repartirán entre los cuatro mejores segundos. Para ello será fundamental que los equipos de segundo orden logren robar algún punto a los gigantes, y también que no los pierdan ante los más débiles. Asegurar goleadas ante estos equipos también podrá ayudar, por lo que la disputa de estos cuatro pases será interesante y disputada hasta la última jornada.


Los primeros partidos se jugarán en junio, antes del sorteo principal que hará la FIFA en julio para el resto de las confederaciones, mientras que la última jornada será en marzo de 2016. Todos los grupos tienen el mismo calendario, por lo cual los encuentros que a priori son los más importantes de cada grupo se jugarán el mismo día. Por ejemplo los encuentros entre los sembrados 1 y 2 serán en la sjornadas cinco y diez.

Fuente: the-afc.com

Grupo A: Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Palestina, Timor Oriental y Malasia.

Tres equipos del mundo árabe y dos del Sudeste Asiático. Los Emiratos Árabes Unidos, que jugaron el mundial en 1990, han tenido un importante crecimiento en fechas recientes donde destaca su cuarto lugar en la última Copa Asiática, donde eliminaron a Japón; Arabia Saudita es su principal rival, una selección que fue gigante del área y jugó cuatro mundiales consecutivos, pero que ha venido muy a la baja y que en la última eliminatoria ni siquiera llegó a la ronda final; Palestina, a pesar de sus muchos problemas son una selección que ha logrado discretos triunfos, destacando el haber clasificado a la última Copa Asiática de Australia 2015, aunque fueron eliminados en primera fase sin victorias tratarán de aprovechar su experiencia acumulada.
Malasia es el quinto sembrado, pero debe superar a Timor Oriental, cuya posición en el sorteo estaba inflada por el ranking FIFA, aún así ninguno de estos equipos tiene en principio muchas esperanzas.

Grupo B: Australia, Jordania, Tajikistán, Kirguistán, Bangladesh

Uno de los grupos duros debido a la presencia de Australia y Jordania. La selección de Oceanía es el vigente campeón del área y ya ha asegurado su pase a la Copa Confederaciones, por lo que estará en Rusia en 2017. Jordania es un equipo sin mundiales, pero que en la pasada eliminatoria dio una excelente actuación, alcanzando el repechaje, donde no pudo con Uruguay, aún así fue un buen resultado para ellos que intentarán emular. Si bien cabe notar que tras su intento de llegar a Brasil 2014 su nivel ha caído y necesitan recuperar el orden defensivo.
Las dos selecciones de Asia Central y Bangladesh son dos equipos con escasos éxitos deportivos, que se contentarán con hacer una eliminatoria competitiva y con buscar clasificarse a la Copa Asiática de 2019, primera que tendrá 24 equipos y que se ha vuelto un objetivo realista para ellos.

Grupo C: China, Qatar, Maldivas, Bután, Hong Kong

Un ejemplo de por qué no siempre se debe confiar en las estadísticas es este. Bután tiene una efectividad de 100% en partidos de eliminatoria mundialista, por lo cual siguiendo este dato no habría ningún equipo en el mundo con mejores posibilidades de jugar en Rusia 2018. Claro que viendo más allá de los números vacíos está el hecho de que los butaneses sólo han jugado dos partidos, que ganaron a Sri Lanka para estar aquí, y que siguen siendo uno de los equipos más débiles del mundo, siendo que estarán contentos simplemente de recibir a China y Qatar en su país.
El duelo por el pase es entre chinos y qataríes. Los primeros son una potencia en todo lo que se lo proponen, y sin embargo nunca han logrado levantar en el futbol, aunque tienen esperanza de que su equipo actual los lleve a su segundo mundial, teniendo como antecedente los cuartos de final de la Copa Asia, donde fueron eliminados por el eventual campeón.
Qatar es un equipo que lleva varias eliminatorias jugando la ronda final, pero quedando al margen del mundial. Su selección se compone esencialmente de naturalizados y el equipo viene con la urgencia de demostrar que pueden llegar con un nivel aceptable al polémico mundial que organizarán en 2022. Lo ideal para ellos es jugar en Rusia para no llegar al partido inaugural de su copa como nerviosos debutantes, y pensando mal a FIFA le convendría que jugaran el próximo mundial para prevenir un mayor hazme reir.
El resto de los equipos son muy débiles y propensos a recibir goleadas que garanticen el pase de los dos punteros.

Grupo D: Irán, Omán, India, Turkmenistán, Guam

Irán siempre ha sido una potencia en Asia, pero nunca ha logrado clasificar a dos mundiales consecutivos, racha que buscarán romper en este 2018. El equipo está considerado por FIFA el mejor de Asia a pesar de no ser campeón continental, torneo donde fueron eliminados en muerte súbita en penales, luego de aguantar gran parte de su duelo contra Irak con diez hombres. Asimismo han tenido importantes resultados en amistosos recientes contra Chile y Suecia, pero queda la duda de si esto se mantendrá, pues el técnico que los ha dirigido hasta ahora, Carlos Queiroz, renunció recientemente por desacuerdos con la Federación y hasta ahora siguen sin designar un sustituto.
Omán es un equipo que aspira a ser peligroso, han tenido un crecimiento importante que los llevó a jugar la ronda final de la pasada eliminatoria, donde si bien quedaron cuartos de grupo dieron juegos interesantes. El técnico que los llevó a ese nivel, el francés Paul Le Guen sigue al frente, y espera retomar ese nivel, pues en partidos recientes el equipo ha sufrido a la defensiva.
India y Turkmenistán van por el pase a la Copa Asiática, y Guam, el equipo más débil del grupo, espera poder sacar algunos puntos.

Grupo E: Japón, Siria, Afganistán, Singapur, Camboya

Poco parece amenazar el dominio de los nipones sobre este sector. Tras quedar fuera en cuartos de la Copa Asiática, los samurais azules remplazaron al mexicano Javier "Vasco" Aguirre con el bosnio Vahid Halilhodžić, quien ha obtenido importantes goleadas en los dos encuentros que ha dirigido.
Siria y Afganistán son dos selecciones con resultados muy importantes considerando las condiciones en que juegan sus equipos, en países destrizados por la guerra y sin mayores recursos, pero ninguno pinta para ser una amenaza para Japón, y su aspiración está en aprovechar los juegos contra Singapur y Camboya para tratar de alcanzar un segundo lugar que les de el pase. los singapurenses y los camboyanos son equipos con bajo nivel, pero también son de los más fuertes de sus respectivos bombos, así  que pueden quitar puntos importantes a sirios y afganos.

Grupo F: Irak, Vietnam, Tailandia, Indonesia, Taiwán

Irak se vio beneficiado con sus rivales y, siendo semifinalista de la Copa Asiática, no debe tener problemas para avanzar. Lo que más se les complicará serán las distancias, pues todos sus oponentes son del Sudeste Asiático, por lo cual no habrá ninguna jornada en la que eviten largas horas de avión.
La lucha por el segundo está entre Tailandia y Vietnam. éstos fueron segundos sembrados, pero fue un resultado de los errores del ranking FIFA, pues dificilmente se puede justificar viendo su historial el que pertenezcan al mismo nivel que Jordania u Omán. Tailandia que viene como tercer sembrado parece tener una selección mejor en estas fechas, y disputará palmo a palmo con su rival el segundo puesto. Los tailandeses ya han jugado la ronda final de Asia en 2002, siendo el único equipo del sudeste asiático que lo han logrado en mundiales recientes, y esperarán poder volver a esas instancias.
Taiwán aparece como un equipo débil después del trabajo que les costó eliminar a Brunei, e Indonesia puede igualmente disputar el segundo pase si sus vecino nos salen finos.

Grupo G: Corea del Sur, Kuwait, Líbano, Myanmar, Laos

Corea, subcampeón de Asia e invitado perpetuo a los mundiales no debe tener problemas, pero la disputa por el segundo puesto será interesante, Líbano fue una sorpresa en el camino a Brasil 2014 alcanzando la ronda final (dónde por cierto vencieron a Corea) son un equipo irregular, por momentos potencia regional y por momentos débil, tienen como ventaja el haber jugado la pasada Copa Asiática y buscarán aprovechar el que Líbano no ha sabido mantener el nivel que lo llevó a la élite asiática el pasado ciclo.
Myanmar y Laos son dos equipos débiles en una región sin potencias futbolísticas, y se contentarán con los puntos que obtengan entre ellos.

Grupo H: Uzbekistán, Bahreín, Filipinas, Corea del Norte, Yemen

Uzbekistán lleva ya mucho tiempo a punto de dar el paso a las grandes ligas y quedándose en el camino, siempre se les ve en la ronda final de Asia, pero no logran superar a los gigantes, y en Brasil 2014 se quedaron más cerca que nunca, cayendo al tercer lugar de su grupo en la última jornada y sólo por diferencia de goles. Luego cayeron en penales con Jordania lo que los dejó fuera del repechaje contra Uruguay.
Esta podría ser la última chance de ver a su mejor generación en un mundial, pues su estrella Server Djesparov ya supera la treintena, el equipo tuvo una mala Copa Asiática y necesitan recuperar el camino para tratar de estar en Rusia, país que con gusto recibiría a un territorio del cual solía ser capital.
Bahreín es su principal rival, este pequeño estado se quedó dos veces a un juego de debutar en un mundial, siendo quinto de Asia y cayendo en repechajes contra Trinidad y Tobago y Nueva Zelanda en la última instancia en 2006 y 2010. En ambas ocasiones perdieron sólo por un gol. Este buen nivel, sin embargo, se paró en seco con la primavera árabe, que en el pequeño reino fue arrancada de raíz, y provocó el veto en la selección de los jugadores que la apoyaron, quienes resultaban ser sus estrellas, por lo cual el equipo se hundió y permitió que la política arruinara su desarrollo, y ahora busca recuperar aquello que perdieron.
Corea del Norte ha bajado mucho su nivel desde su último mundial, y parece difícil que alcancen los dos primeros puestos, pero deberían superar a una Filipinas inflada en el ranking FIFA, Yemen, que viene de jugar la primera ronda, no podrá jugar de local por su guerra civil, pero aspira a buenos resultados, pues su equipo ha mostrado un excelente nivel defensivo en recientes enfrentamientos, donde ya ha superado a Bahreín.




Todo sobre la Eliminatoria Asia Rusia 2018 aquí

No hay comentarios.:

Publicar un comentario