miércoles, 11 de noviembre de 2015

Jornada 7 Eliminatoria de Asia para Rusia 2018 - Previa

La séptima jornada de la eliminatoria de Asia para Rusia 2018 se disputa este jueves 12 de noviembre con partidos en los 8 grupos. El escenario pinta para que las potencias se consoliden en la cima, y para que un montón de equipos que mantienen esperanzas matemáticas de llegar al mundial empiecen a quedar definitivamente eliminados, entre los 15 partidos programados hay algunos de ellos que serán muy importantes para el futuro de los grupos, y son los que concentrarán la atención en un día donde los segundos sembrados de cada grupo de 5 descansarán.
Como siempre vamos grupo por grupo analizando la situación.


Grupo A

Después de que finalmente se celebrara el polémico Palestina vs. Arabia Saudita, los árabes descansan esta jornada con una cómoda ventaja de 6 puntos que los mantendrá de líderes pase lo que pase.
Mientras eso ocurre, las otras dos selecciones del Medio Oriente: Emiratos Árabes Unidos y Palestina, reciben a las dos del Sudeste asiático: Timor Oriental y Malasia, en busca de victorias que les permitan estrechar la distancia contra el líder.
Palestina jugará de nuevo de local en Jordania debido a la inestabilidad en su territorio y a las apelaciones de sus rivales que les han impedido utilizar su estadio, los malayos perdieron 6-0 de locales ante los palestinos, en lo que fue la última victoria del conjunto árabe. Desde ese partido Palestina ha perdido toda su vocación ofensiva, a la vez que Malasia ha contratado a un técnico coreano como interino, con quien sacaron su primera victoria tras una serie de humillantes derrotas.
Emiratos venció por la mínima a Timor en la ida, pero en su único partido en casa ganaron por un contundente 10-0, resultado al que aspirarán a acercarse ahora que vuelven a su hogar. Los timoreses ya fueron demolidos al jugar de visita en el Medio Oriente, por lo que no es un escenario que les favorezca.
Una derrota elimina a Timor Oriental del mundial, como lo haría un empate si los palestinos ganan.
Asimismo, Malasia queda fuera si pierden y se combina con la victoria de los Emiratos Árabes.

Grupo B

Con cuatro puntos de desventaja, Australia recibe a Kirguistán buscando una victoria que los acerque a Jordania, líder provisional del grupo y quien descansa esta jornada. Los Aussies ya vencieron a Kirguistán de visita por 2-1, y han ganado su único juego en casa, por lo que parten como favoritos.
La ex-república soviética ha sido hasta ahora un hueso duro de roer, y mantiene posibilidades realistas de avanzar a la siguiente fase, con 8 puntos están sólo con una unidad de desventaja respecto a los australianos, por lo que si logran evitar la derrota darán un duro golpe a sus rivales y se mantendrán en busca del segundo puesto. Hasta ahora han sido un conjunto que ha respondido de visita, empatando en Jordania (y siendo responsables del único punto que ha perdido este equipo) y superando al débil Bangladesh. Es de esperarse que sigan una estrategia muy defensiva como la que les dio dividendos en Amman, si logran evitar un gol rápido como el que Australia les metió en casa al minuto dos, darán dura pelea defendiendo el arco, sabiendo que el reloj es enemigo de los locales, para quienes la victoria es una obligación. Es de los duelos importantes de la jornada.
Tajikistan recibirá a Bangladesh en un partido entre dos conjuntos sin victorias. Los tajikos han sido decepcionantes con sólo dos puntos, y Bangladesh sólo lleva uno, ambos están casi sin opciones y un empate o derrota los eliminará definitivamente. Los dos también quedarán definitivamente eliminados si Australia gana.

Grupo C

Mientras Qatar, al que nadie bajará del primer puesto esta jornada, descansa. Sus dos perseguidores, China y Hong Kong, enfrentan a rivales en teoría sencillos de cara al partido esencial que jugarán en la jornada 8.
China tiene la labor más sencilla al recibir a Bután, ya eliminado y quienes han recibido 22 goles en sus dos partidos como visitantes. El reto para los chinos es meter tantos goles como puedan, en caso de que el grupo se defina por diferencia de goles, y tomando en cuenta que Hong Kong le anotó 7 al rival del Himalaya.
Hong Kong visita a las Maldivas, que juegan su tercer partido de locales, pero apenas el segundo en su estadio, pues uno de sus juegos "en casa" prefirieron jugarlo en otro país. En su único juego en su estadio mostraron una fuerte defensa que sólo recibió un gol, y Hong Kong ha tenido problemas para anotar de gira, por lo que es esencial para ellos marcar al menos uno que mantenga su distancia con China.
Hong Kong tiene la desventaja adicional de un largo viaje de tres escalas para llegar a las Maldivas, lo cual puede ser un factor en contra.
Si las Maldivas no ganan quedarán definitivamente eliminadas de Rusia 2018.

Grupo D

En el grupo más cerrado de todos el líder, Omán, descansa, y sus dos más cercanos perseguidores: Irán y Turkmenistán, se enfrentan en Teherán. Una victoria para Irán los pone en igualdad de puntos con Omán y les daría cuatro de ventaja sobre Turkmenistán. Para  los ex-soviéticos la victoria los pone dos arriba de los persas y a uno del equipo del Golfo Pérsico.
Turkmenistán ya agrió antes a los iraníes, empatando con ellos en la ida de este encuentro, en un partido que inicio con mal pie la dura eliminatoria del equipo, que nunca se ha despegado con claridad del resto del sector como su categoría invitaba a asumir en un principio.
El único partido de locales de los iraníes fue una cómoda victoria de 6-0, Turkmenistán ha basado el éxito de su campaña en jugar de local, pues de visitante ha perdido todo, y requiere cambiar esa tendencia aquí para mantener expectativas realistas de avanzar, justo ante el rival más duro. Es otro de los duelos destacados de la jornada.
El otro equipo de los cuatro que pelean el pase, el sorpresivo Guam, visita a la ya eliminada India sabiendo que necesitan la victoria a cualquier coste. La pequeña isla del Pacífico también basa el éxito de su campaña en haberse hecho fuertes en su estadio, pero también han perdido todo de visitantes, por lo que sacar una victoria fuera de casa es esencial para ellos, y el enfrentar a India, que es uno de cinco equipos que no tienen puntos, la mejor oportunidad de lograrlo.
Una derrota eliminaría a la India de poder jugar la Copa Asiática de 2019, que usa el mismo proceso clasificatorio, mientras que las otras cuatro selecciones seguirán en la contienda por el boleto a Rusia pase lo que pase.

Grupo E

El partido más esperado de la jornada se da en este grupo, cuando Singapur reciba a Japón. Los dos equipos son sublíderes del sector con 10 puntos, ambos a dos de distancia de Siria, que descansa. El equipo que gane se convertiría en primer lugar del sector, mientras que un empate cerraría las coas al dejar a sirios con 12 y japoneses y singapurenses con 11.
Singapur dio una de las grandes sorpresas de la eliminatoria al empatar a cero de visita en Japón, resultado que complicó las aspiraciones niponas y que apunto a la ciudad-estado como un auténtico contendiente en un grupo donde en principio aparecían como meros comparsas. Desde entonces Singapur se ha mantenido en lisa y Japón se recuperó de su titubeante inicio al golear a Siria de visita.
Ganar es importante para Japón no sólo por los puntos, sino por cuestión de jerarquía, pues querán una victoria contundente que muestre que el empate precedente no fue más que un accidente.
Los singapurenses tuvieron adicionalmente dos victorias muy poco convincentes en sus dos partidos anteriores ante Afganistán y Camboya, pero en esas jornadas las estrellas del conjunto estuvieron ausentes por lesión, y ahora que vuelven se espera ver de vuelta a el equipo de fuerte defensiva que ya sorprendió a los visitantes. Es el tercero de cuatro partidos consecutivos que Singapur celebra de local.
En otro escenario los dos últimos del grupo se enfrentan en Teherán, donde Afganistán hace de local. La única victoria afgana la sacó de visita en Camboya, equipo que ha perdido todo y sólo tiene un gol. El encuentro sólo destaca por ver si Afganistán gana, lo cual lo mantendría con mínimas posibilidades matemáticas, o si Camboya saca sus primeros puntos. Esta situación, ya sea mediante victoria o empate, elimina definitivamente a los afganos.

Grupo F

Tailandia juega su último partido de local ante Taiwán, que ha perdido todos sus partidos. Los tailandeses han demostrado un gran futbol y son líderes desde la jornada uno. Una predecible victoria los arroparía aún más en esa posición y les daría 8 puntos de ventaja sobre Irak, a quienes les quedan nueve puntos en disputa, es decir, Tailandia tiene la oportunidad de dejar a los mesopotámicos sin margen de error, esperando que cualquier punto que Irak pierda los convierta en el primer equipo clasificado a la ronda final.
Por la expulsión de Indonesia este es el único partido en juego.

Grupo G

Sin mayor interés, Corea del Sur recibe a Myanmar y Líbano a Laos. Tanto coreanos como libaneses ya vencieron 2-0 a sus rivales de hoy de visita, y deben hacerse más fuertes en casa, aprovechando la distancia futbolística que los separa y el hecho de que los dos equipos del sudeste asiático no han sacado un sólo punto fuera de los que han disputado entre sí.
Corea del Sur lucha por mantenerse como uno de dos equipos que han ganado todos sus partidos, y la victoria los llevaría a 15 puntos. Líbano lleva 7 puntos y la victoria los llevaría a 10.
El otro conjunto del grupo es Kuwait, que descansa, además de que se encuentra suspendido por FIFA. El organismo aún no se pronuncia sobre la situación de la selección de Kuwait, cuya suspensión ya llevó a la eliminación de sus clubes en las competencias continentales. A falta de dicha resolución, no se puede asegurar el destino de ninguno de los integrantes del grupo, aunque la lógica indica que el sultanato sería expulsado de Rusia 2018, lo que mantendría con vida a Laos y Myanmar aún si pierden.

Grupo H

Uzbekistán recibe a Corea del Norte en el duelo, además del Singapur vs. Japón, más importante de la jornada.
Los norcoreanos están invictos y líderes con 13 puntos sobre Uzbekistán, cabeza de serie y a quien resta un partido más. El hecho de que jueguen primero contra segundo no es el único hecho que da interés al duelo, pues a esto se suma el que Corea del Norte es el único equipo que ha derrotado a Uzbekistán, metiéndole un 4-2 en la ida, que por momentos fue un 4-0 de escándalo. Uzbekistán, sin embargo, se ha repuesto de ese mal inicio, y tras una primera titubeante victoria contra Yemen, se ha convertido en la aplanadora que se esperaba con convincentes triunfos ante Filipinas y Bahreín. Vencer a Corea no los llevará al liderato, pero si los dejará a un punto de ellos y en situación de claros favoritos al tener un partido extra.
Desde la victoria con los uzbekos, Corea del Norte ha perdido gas, pues ha ganado sólo por la mínima, y empatado a cero con Filipinas. Esto los mantiene de líderes y habla de su ferre defensa, pero la ex república soviética es más fuerte que aquellos equipos a los que Corea venció 1-0, por lo que aquí tendrán que esmerarse mucho más. Una victoria les daría 7 puntos de ventaja y sería definitiva para sus aspiraciones, un empate los deja en buena situación y sería tan importante como su primera victoria dado el hecho de que son visitantes y mantendrían a raya a un equipo en muy buena forma.
En otro escenario las Filipinas, que tienen 7 puntos, reciben a Yemen, que ha perdido todo y no ha marcado gol. Los filipinos se llevaron una dolorosa derrota ante Bahreín la jornada pasada, misma que los dejó sin margen de error al tener pendientes sus partidos ante los líderes de grupo. Por ello el partido ante Yemen llega en buen momento para que recuperen la victoria y lleguen a 10 puntos, que los mantendrían en disputa por el segundo puesto. Si no obtienen la victoria sería el fin de sus aspiraciones realistas, más no matemáticas.
Bahreín, que es cuarto lugar, descansa en espera de que los resultados de sus rivales no lo hagan perder más distancia de la que ya perdieron.





Todo sobre la Eliminatoria Asia Rusia 2018 aquí

No hay comentarios.:

Publicar un comentario