jueves, 10 de septiembre de 2015

México contra Argentina por el boleto olímpico.

Mañana, viernes once, cuatro selecciones de América competirán en las semifinales del torneo continental organizado por FIBA, los ganadores clasificarán a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, donde se unirán a los ya clasificados Brasil, Estados Unidos, Australia y Nigeria.

El mayor atractivo es sin duda el partido entre México y Argentina, los sudamericanos son considerados una de las tres mejores selecciones del mundo, y parten como grandes favoritos en virtud de su historial. Argentina participa en el torneo olímpico sin faltar a una sola edición desde Atenas 2004, y han ganado medalla en dos de las últimas tres olimpiadas, quedando en la otra ocasión en el cuarto.
Además el equipo viene mostrando su potencia en este torneo, son los únicos que vencieron a Canadá, y hasta el último partido mantuvieron el invicto. Lo que hace la semifinal un asunto interesante es precisamente el cómo perdieron ese invicto.

México, el retador, es el equipo local, y ha llenado todos sus partidos en el Palacio de los Deportes. Comandados por el español, Sergio Valdeolmillos, la selección azteca es, con diferencia, la mejor que los norteamericanos han tenido en décadas, y con eso en mente saldrán al partido por lo que será una hazaña, lograr regresar a un torneo olímpico, un escenario en el que México no ha estado hace 40 años. Tras años y años de malos resultados, el bronce que obtuvieron en 1936, cuando se codeaban con los mejores, ya suena a prehistoria.

A pesar de su indudable crecimiento, México fue despachado con facilidad por Canadá, y eso hacía temer la suerte ante Argentina, conjunto al que enfrentaron en su último encuentro de la segunda ronda, y al cual estaban obligados a vencer para evitar cruzarse de nuevo con los canadienses en semifinales, situación que sin duda los dejaría fuera del olímpico.
El partido resultó espectacular, y la selección hizo saber porque tienen el apodo de Los Doce Guerreros, tras una primera mitad cerrada, en la cual acabaron con mínima ventaja de 45-42, México enfrentó un tercer cuarto de terror, donde todo salió mal. Argentina, se despachó como quiso borrando la buena imagen de los mexicanos, y acabó con quince puntos de ventaja, y pocas señales de que la cosa cambiaría.

Pero algo pasó, y México jugó como nunca, sabiendo que en 10 minutos tenían que hacer una remontada histórica. las canastas empezaron a caer como ráfaga, y Francisco Cruz, se vistió de héroe siendo imparable, mientras el capitán Gustavo Ayón, se confirmaba como líder anotador. Hubo drama cuando una pieza esencial del equipo, Paul Stoll, hizo una falta innecesaria que significó su expulsión, pero a pesar de su ausencia, el equipo estaba enrachado, y no dejó de meter canasta tras canasta.
Frente a ellos, Argentina se mostró irreconocible, no había manera de decir que había pasado con el equipo competitivo de todo el torneo, llegaban poco, y fallaban mucho, los nervios empezaron a vencerlos, y se perdieron completamente en la duela.
Tanto fue así que remontar quince puntos, acabó por ser un objetivo discreto, con tiempo en el cronómetro México logró el objetivo, y siguió encestando. El resultado final de el cuarto cuarto fue un aplanador 36-11, y el resultado total del encuentro un 95-83. 

La Selección Mexicana de Basquetbol mostró todo su potencial, pero Argentina es un gigante, y está herido, este viernes saldrá con ganas de venganza, y será aún más peligroso. Son los sudamericanos quienes siguen siendo favoritos, pero México mostró estar a la altura del reto, se viene un duelo de primerísima calidad donde México está a un paso de hacer historia.
Esta selección ya borró una racha, también de 40 años, sin jugar un Mundial de Baloncesto, tras presentarse en España 2014 el año pasado. Allí México logró avanzar a la segunda fase, un logro importante siendo que el equipo tiene  muy poca experiencia ante equipos de fuera de América. Con unos históricos logros en los últimos cuatro años, queda ver si logran esta nueva hazaña.

El otro partido enfrenta a Canadá y Venezuela, donde sería una sorpresa que los canadienses no aseguraran su pase. Los dos perdedores de los duelos, mantendrán esperanza, pues jugarán un repechaje internacional, donde nueve conjuntos clasificarán a Río de Janeiro. En ese torneo ya está Puerto Rico, quinto de América, junto a Nueva Zelanda de Oceanía, y Angola, Túnez y Senegal de África.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario