martes, 28 de julio de 2015

Terminan los Juegos Panamericanos Toronto 2015

El domingo 26 de julio se entregaron las últimas medallas de Toronto 2015, y con la ceremonia de clausura se puso fin a la diecisiete edición de los juegos, el evento deportivo más importante de América, comparables con una olimpiada a nivel continental.

Pasamos a un análisis del cierre, para ver quienes ganaron y quienes perdieron en el deporte americano.

México

El conjunto nacional se quedó a dos medallas del objetivo marcado por la CODEME de 24 oros, al obtenerse 22. La marca fue colocada teniendo como parámetro los juegos de Mar del Plata 1995, donde se ganaron 23 oros y que hasta el día de hoy son la mejor actuación de los mexicanos en unos juegos celebrados fuera de su casa. 
Hasta el último día México tuvo oportunidad de alcanzar la marca, ya que llegó al día 26 con 20 oros y cuatro finales, de haber ganado todas se hubiera logrado lo esperado, pero en esa última jornada solo el Raquetbol entregó dividendos, mientras la marcha y el futbol se quedaron cortos.
Adicionalmente México bajó de su acostumbrado quinto puesto en el medallero general al sexto, esto debido al impulso que Colombia ha tenido y que, tras varias ediciones de acecharnos, finalmente los colocó arriba de nosotros. Esto indica que el país pierde impulso como potencia deportiva continental, a pedar de seguir siendo potencia en varias disciplinas y de resultar competitivo en muchas otras. México si fue quinto lugar en cantidad de medallas, sin importar el color, al colgarse 95 preseas, el único problema es que la mayoría de estas son de plata y bronce. Así que aunque superamos cómodamente a Colombia en este rubro y estamos a un paso de Cuba, que ganó 97, lo que termina por bajarnos es que los muchos finalistas no obtienen oros. Sin embargo en este rubro si hay un importante avance, se obtuvieron 15 metales más que en Mar del Plata, y 22 más que en Rio de Janeiro 2007, los últimos juegos fuera de México, así que da la impresión de una mejora generalizada que con un poco más de trabajo se pueden convertir en campeones.
México dominó los clavados y el raquetbol, donde hicieron aparición sus dos mejores deportistas, Paola Longoria que se convierte en triple bicampeona, y Paola Espinosa que ya es la mejor clavadista a este nivel en toda la historia. Asimismo es de destacar la medalla de oro que se obtuvo en el voleibol de playa sobre los favoritos de Brasil, el oro de Patinaje sobre ruedas de Mike Paez y la sólida actuación en el tiro con arco, el triatlón y el taekwondo.
Entre lo malo estuvo la incapacidad del squash de entregar oros a pesar de que México es una potencia mundial. El mal paso del tenis varonil que no ganó un sólo set, aunque este deporte vio lavada su imagen por la sorprendente actuación de Victoria Rodríguez, y los deportes de conjunto. Donde las grillas del basquetbol llevaron al conjunto a una corta preparación y muchas lesiones que nos marginaron al último sitio, mientras que en beisbol ni siquiera clasificamos. 
Las pruebas de fondo en el atletismo siguen dándonos alegrías, pero la marcha ya no nos genera resultados a nivel masculino, aunque en mujeres contamos con la agradable sorpresa de María González, quien sorprende con un oro con record en la que apenas fue su quinta carrera competitiva.
A pesar del terreno perdido, se notan avances, esperemos que haya continuidad para potenciar a quienes ya mostraron el talento para competir.

Norteamérica

De los Estados Unidos siempre hay poco que decir, una vez más se confirman como la innegable potencia continental. Con 265 medallas de las cuales 103 fueron oros, no hay quien amenace su posición. Lo peor es que en muchos deportes los estadounidenses triunfan con deportistas jóvenes a quienes están formando para el futuro, por lo que ni siquiera necesitan llevar a sus mejores competidores para ver sobre el hombro al resto del continente. Tienen además una considerable mejoría sobre Guadalajara 2011, donde no superaron la centena de oros.
De Canadá en cambio si cabe destacar su extraordinaria actuación. Cuando esto empezaba mencionamos su fracaso a la hora de ganar el segundo lugar en sus últimos juegos organizados en Winnipeg 1999, y con esto como antecedente anotamos que tendría que luchar mucho contra Cuba. Sin embargo los canadienses dejaron olvidado el fantasma del 99 y fueron dominantes desde el primer día, manteniendo la cima del medallero hasta la última semana de competencia, y peleando la posición con los Estados Unidos hasta unos tres días antes del fin de los juegos, cuando la distancia se abrió demasiado.
La excelente actuación canadiense fue tal que llegan al segundo lugar general por primera vez desde 1967, superan por catorce oros su mejor cosecha de metales áureos y por primera vez en la historia rebasan las 200 medallas totales en los que se convierten en los mejores juegos de su historia, y dando la impresión de que les costará mucho superar la marca. Con 37 medallas de ventaja sobre el tercer lugar, no hubo delegación que pudiera poner en jaque la posición de plata de los locales que tienen mucho que festejar.
El éxito de los juegos además ha animado a Toronto a plantearse competir por la sede de los olímpicos de 2024, teniendo hasta septiembre para formalizar su candidatura.

Sudamérica

Los países del sur del continente tienen en algunos casos mucho que celebrar. 
Ya mencionamos que Colombia ha dado la mejor actuación de su historia desplazando a México del quinto lugar del medallero. Los colombianos se plantearon la misma cantidad de medallas de oro que los aztecas, 24, pero en su caso si los superaron, y sus deportes estrella como la halterofilia, les entregaron grandes dividendos que, junto a algunas sorpresas, compensaron las fallas de algunas de sus estrellas en el ciclismo bmx y en el patinaje sobre ruedas. El deporte colombiano ha tenido una inversión y un desarrollo muy importantes que se demuestran en su progresión en las últimas tres ediciones, de 14 oros en Río, a 24 en Guadalajara y 27 en Toronto. El total de medallas se redujo, pero aumentaron los oros, con lo cual se ve que los colombianos hicieron en cuatro años lo que esperemos México logre en el siguiente ciclo, convertir platas y bronces en oros.
Brasil, que venía a probar sus avances a un año de recibir las olimpiadas en casa, tiene una actuación de altibajos. Por un lado mantienen el tercer lugar que han logrado ganar desde 2007, pero por el otro no pueden evitar continuar un descenso en su número de oros. Si bien ganan las mismas 141 medallas que en Guadalajara 2011, ahora tuvieron más platas y bronces. Esto nos pone a un Brasil que no ha logrado aumentar a sus campeones de cara a buscar destacar en casa. Fueron especialmente dolorosas sus derrotas en el voleibol ante México y Argentina, en playa y salón respectivamente, mientras la natación y el judo siguen siendo sus cartas fuertes, como lo han sido desde hace mucho.
Perú, que se prepara para recibir los juegos en Lima 2019, si tiene un importante progreso, al lograr la mejor actuación de su historia ganando cuatro oros por primera vez, y superando su ya muy añejo record de dos establecido en los primeros juegos de 1951. La inversión de Perú de cara a sus juegos en casa se nota, y si bien es muy poco probable que, aún como locales, estén en una posición destacada del medallero, si siguen por este camino si mejorarán sus actuaciones normales aspirando a un top 10.
Venezuela va muy a la baja, al principio era considerado otra probable amenaza al quinto lugar de México, pero los venezolanos continuaron una tendencia de los últimos juegos que los ha llevado a ganar cada vez menos medallas después de destacar con 16 medallas en Santo Domingo 2003. Esta es la primera vez desde 1999 que Venezuela no supera los 10 oros y sólo en halterofilia y esgrima ganaron más de un primer lugar.
El resto del continente se mantiene dentro de lo normal para ellos. Chile gana cinco oros, dos más que en Guadalajara, pero tiene un dramático descenso de segundos y terceros lugares con 14 medallas menos, que lo dejan en 29, un número normal para ellos en la mayoría de sus actuaciones. Argentina mantiene el séptimo puesto que han ganado en tres de las últimas cuatro ediciones. Pero aunque repiten las 75 medallas de 2011 pierden muchos seis oros respecto a aquellos panamericanos, siendo especialmente doloroso su descenso en el remo donde pasan de ganar cinco oros a sólo uno. La vela fue su mejor deporte.
Ecuador gana los mismos siete oros, pero mejora su presencia en el podio con un importante incremento de bronces donde pasa de 9 a 16, logrando discretamente los mejores juegos de su historia y colocándose en el top 10 del medallero.
El resto de la región nunca han sido potencia, pero Bolivia, Paraguay y Uruguay celebran buenas actuaciones con una plata y dos bronces para los bolivianos, mismos que gana Paraguay, mientras los uruguayos sacan su primer oro desde 2003. En todos los casos las medallas vienen dpocos deportes y no parecen demostrar un desarrollo generalizado.

Centroamérica

Esta región se mantiene con un sólo exponente a destacar, Guatemala, quien con cinco oros se mete también al top 10 del medallero. Los chapines ganaron sus triunfos en deportes tan variados como la gimnasia y la vela, y compiten con fuerza en la marcha, demostrando que la mejora que han tenido en últimos años se mantiene.
El resto de la zona destaca muy poco, apenas ganando algún segundo y tercer lugar. ganados por Panamá, Honduras, Costa Rica y El Salvador sin que ninguno tenga un progreso notable.

Caribe

Con Cuba a la baja, la región ha perdido a la potencia que los metía entre los mejores de América. Cuba sigue siendo un país al cual respetar, y aparecen como cuarto lugar general, pero su retroceso es dramático pasando de 58 oros a sólo 24. No hubo nación más golpeada en Toronto, y todo parece indicar que a mediano plazo los antillanos deberán preocuparse más por no perder más terreno ante Colombia y México, antes de volver a pelear por el primer lugar superando los 100 oros como hicieron en los años 90. Los cubanos ni siquiera dominaron pruebas en las que suelen ser potencia como la luchar.
Con la pérdida de Cuba, ninguna otra nación parece lista para tomar la estafeta de potencia regional.Puerto Rico y Dominicana, otras naciones respetables también pierden terreno pasando los boricuas de 6 a 1 oro y de 7 a 3 los dominicanos.
Jamaica y Trinidad y Tobago si obtienen importancias ganancias pasando de 1 y 0 a tres oros cada uno, y sorprendiendo en ambos casos, pues además de la velocidad, también obtuvieron triunfos sorprendentes en el ciclismo para los trinitarios y en la bala para los jamaicanos. Asimismo varias pequeñas Antillas como Santa Lucía, que gana su primer oro, Antigua y Barbuda y Barbados logran su mejor actuación histórica, o por lo menos en varias ediciones. Y ahora tienen el reto de mantener su pequeño progreso.
Aruba y las Islas Vírgenes Británicas permanecen como los únicos dos países que nunca han ganado una sola medalla.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario