martes, 14 de julio de 2015

México en el inicio de los Panamericanos

A cuatro días de que se han repartido las primeras medallas en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, hacemos un primer corte para ver como ha sido la actuación de México. Nación que, al escribir estas líneas, se encuentra en la quinta posición del medallero.

La actuación de México ha sido aceptable hasta el día de hoy, con una cosecha de medallas cercana a lo que se proyectaba. Con 36 medallas es la cuarta nación que más ha ganado metales, aunque casi la mitad de estos son bronces, situación que ha empezado a costar posiciones y ha bajado a la nación azteca al quinto lugar, por debajo de las tradicionales potencias como Cuba y Estados Unidos, a quienes superábamos en las primeras dos exitosas jornadas. Asimismo nos encontramos por debajo de una Colombia que ha hecho un excelente papel hasta ahora, y que es una muy fuerte amenaza para que México se mantenga como quinto lugar, si bien hasta el momento superamos a Brasil, aún no se entregan medallas en natación, donde los lusoparlantes suelen obtener una importante cosecha de oros que, una vez que llegue, puede bajarnos al sexto puesto. Con lo visto hasta ahora, esa es la posición a la que yo apostaría para ver a México cuando cierren los juegos. Espero equivocarme. 


Lo bueno.

Dominio en los clavados

Con ocho medallas en disputa, los clavados siempre son una de las disciplinas donde México, en calidad de potencia mundial, logra obtener una importante cantidad de oros en los juegos continentales. Sin embargo Canadá también es potencia, y dado que se trata de un deporte de apreciación y de que los canadienses contarían con el apoyo de público se pensaba que la cosecha mexicana en la fosa podía verse reducida respecto a otros años.
Sin embargo los clavadistas mexicanos se hicieron fuertes y terminaron como la nación más exitosa en este deporte, que se adelantó en el calendario debido a la cercanía con el mundial de natación.
Cinco oros fue el resultado para los aztecas que se mostraron completamente dominantes ante los dos títulos con los que se quedaron los locales.
Los buenos números para México fueron particularmente destacados en el trampolín de 3 metros, donde Rommel Pacheco obtuvo una ventaja de más de 60 puntos sobre el canadiense Philippe Gagné. También fueron unos juegos históricos para Paola Espinosa, quien se convirtió en la clavadista con más medallas en toda la historia panamericana, y consiguiendo además dos tricampeonatos en plataforma de 10 metros y sincronizados en trampolín. Finalmente cabe destacar que una nueva generación de clavadistas se hizo presente en el podio con medallas para Jonathan Ruvalcaba, Jahir Ocampo y Dolores Hernández, mostrando que viene un buen relevo para Pacheco y Espinosa.

Victorias inesperadas

La participación mexicana en cualquier competencia, siempre deja algunos deportes que fracasan, pero que suelen ser compensados con triunfos que no estaban proyectados en disciplinas sin mucha tradición. Eso fue lo que ocurrió a México en la tercera jornada de los juegos, cuando vimos a dos atletas desconocidos levantarse con oros que no estaban en ningún pronóstico. Por un lado Mike Paez triunfó en el patinaje sobre ruedas, un deporte no olímpico y que nunca ha tenido atención en México, ni siquiera en este caso para mostrarnos imágenes del oro. En toda la historia panamericana México nunca había estado cerca del triunfo, siendo la mejor actuación un modesto bronce en Guadalajara 2011. Paez hizo una inteligente carrera de puntos y fue acumulando unidades en cada vuelta, para superar a los favoritos de Colombia y Ecuador. El oro de Paez lo eclipsó, pero además tuvimos dos bronces en velocidad gracias a Jorge Martínez, con lo cual nunca habíamos estado tan bien en este deporte.
Un segundo triunfo inesperado llegó en la fosa de tiro, donde si bien se contaba con que la campeona mundial Alejandra Zavala, pudiera dar medallas a México, no se contaba con que el oro sería aportado por Goretti Zumaya, quien no venía con un palmarés que apuntara a su triunfo. Esto no importó a Goretti quien consiguió la primera medalla de oro en la disciplina desde los años 70, y además un pase a los olímpicos de Río 2016.

Platas en el nado sincronizado

En un deporte donde Estados Unidos es un innegable gigante, sumando 27 de 34 oros en la historia de la disciplina, México, que como mejor resultado tenía 15 bronces, consiguió superar todos sus registros históricos al llegar, por primera vez al segundo lugar y llevarse dos platas, que saben a oro considerando que se desplazó a las rivales estadounidenses a un tercer lugar totalmente desconocido para ellas. Si bien Canadá se llevó los dos oros, no cabe duda que Nuria Diosdado y Karem Achach en dúo, y el resto de las mujeres en equipo se llevan una de las platas más significativas de los juegos. La plata se vuelve especialmente significativa siendo que en Guadalajara 2011 las ondinas decepcionaron al no poder meterse al podio en las albercas tapatías, por lo que en Canadá se sacan una espina.

Lo malo

El Squash sin oros

México es potencia mundial en muchos deportes de raqueta, incluido el squash donde históricamente somos el segundo país en el medallero, por debajo de Canadá y con cinco oros desde que el deporte ingresó al programa panamericano en 1995. México venía además con dos de los mejores exponentes a nivel mundial de la disciplina como Samantha Terán, quien además venía defendiendo sus títulos en singles y dobles obtenidos en Guadalajara, donde la selección azteca no tuvo rival.
Sin embargo Terán no logró alcanzar más que la semifinal en ambas categorías, y siendo derrotada en ambas no obtuvo más que dos bronces, que la dejan abajo de las expectativas. La cosa fue igual de mal para los hombres, donde una lesión obligó a César Salazar a retirarse de la semifinal entregando la posibilidad de luchar por el oro.
Al escribir esto falta que se desarrolle la competencia por equipos, última posibilidad de que México dispute una final, pero aún sin terminar la disciplina ya se apuntó como una decepción.

Fracaso en el tenis varonil

Ni siquiera se habían inaugurado oficialmente los juegos, y el tenis mexicano ya había mostrado que, al menos en la rama varonil, el fracaso sería absoluto. Ningún tenista nacional logró ganar un juego y sólo Hans Hach ganó un set. En los dobles se superó la primera fase, para caer contra Barbados en cuartos de final, dejándonos muy mal parados. ¿acasó nuestros tenistas tenían prisa por irse de Toronto para jugar la Copa Davis? Si ese era el caso debieron declinar la invitación y dejar competir a otros jóvenes antes de arrastrar el prestigio. Si bien hace mucho tiempo que México dejó de ser potencia en el deporte blanco, salir a las primeras de cambio no nos dejó nada bien.
Por lo menos en la rama femenil México si sacó la cara, y Victoria Rodríguez rompió todos los pronósticos al ganar hoy y meterse en semifinales eliminando a la cuarta sembrada y colocándose junto a tres profesionales a nivel internacional, para quienes los grand slams no son raros. No queda sino desearle suerte a Victoria cuando enfrente a la boricua Mónica Puig.

Daniel Corral sin oro

México rara vez tiene un campeón mundial en gimnasia, por lo cual cuando uno llega siempre se ponen muchas esperanzas en que nos de medallas en uno de los deportes más populares del programa, sobre todo cuando en panamericanos no se enfrenta a las potencias europeas y asiáticas.
Lamentablemente Daniel Corral, a pesar de ser el mejor exponente mexicano, no se ha hecho presente en el podio salvo por un bronce en su especialidad, el caballo con arzones, donde un golpe a uno de los anillos evitó una secuencia limpia que le quitó las décimas que lo dejaron sin una posición más alta. Corral venía además defendiendo el oro en dos disciplinas, aunque aún aspira a lograrlo en barras paralelas mañana. En mujeres tampoco se han hecho presentes en el medallero.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario