miércoles, 29 de julio de 2015

Elección de la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022

Los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) ya están en Kuala Lumpur, Malasia para su congreso anual, y como cada dos años el punto más importante en la agenda es la elección de la sede de la olimpiada que se celebrará en un plazo de siete años. En esta ocasión la elección corresponde a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022, y se trata de una selección que ha pasado por muchos más contratiempos de los usuales, lo cual nos deja como resultado un reducido número de sólo dos candidatos sui generis, dos proyectos radicalmente distintos, que apuestan a dos maneras distintas de entender la olimpiada, y una carrera de pronóstico reservado, donde dos ciudades que hace apenas un año no hubieran tenido la más mínima posibilidad de adquirir la sede, hoy compiten codo con codo por el honor.
La votación se realizará el viernes 31 de julio alrededor de las seis de la noche, hora local, que se corresponden a las cuatro de la mañana hora de México, con lo cual amaneceremos con la noticia de quien fue elegido como sede. En Penchotv analizamos las candidaturas.

Historia

Antes de pasar a las dos ciudades sede, veamos como llegamos a la situación actual. para conocer el contexto que hace de esta una elección fuera de lo normal.
La cosa empezó como es común, con el COI poniendo una fecha de inscripción y con una variada lista de ciudades expresando su interés, entre ellas había dos asiáticas y cuatro europeas. Sin embargo la lista empezó a reducirse antes de que el Comité pudiera siquiera revisar y aprobar las candidaturas para ofrecer una lista oficial de candidatas. Cracovia fue la primera en darse de baja después de que un referendum local mostró falta de apoyo a los esfuerzos de la ciudad, en una candidatura que estaba condenada al fracaso debido a la necesidad de llevar las pruebas de montaña a Eslovaquia, un año antes de que las candidaturas binacionales fueran aceptadas.
El ejemplo polaco fue seguido por Estocolmo, que buscaba ser la primera ciudad sueca en alojar los juegos, y a mediados del año Leópolis en Ucrania, también abandonó sus intenciones debido a que la guerra que empezó a desestabilizar el este del país la volvieron inviable.
Ante la falta de candidatos el COI oficializó a las tres ciudades restantes, Oslo, Pekín y Almaty.
Entre estas tres Oslo era un claro favorito. Tras dos olimpiadas consecutivas en Asia, era una necesidad rotar el evento a otro continente, y Noruega no sólo es un país estable que ha organizado con éxito dos juegos de invierno, sino que son una potencia en deportes invernales. La elección de la sede no iba a ser más que oficializar lo obvio cuando lo inesperado pasó. Oslo se retiró de la carrera después de un cambio en el gobierno del país.
La razón de esto fue en parte que la ciudad sintió que las demandas del COI eran excesivas, además de que ese mismo año los Juegos Olímpicos de Sochi 2014 habían resultado enormemente polémicos por la desorbitada inversión hecha por Rusia para llevar el evento a una ciudad de clima cálido, lo que los hicieron los juegos olímpicos más caros de la historia, superando a todos los de verano, que por su tamaño y cantidad de participantes siempre requieren más inversión.
El golpe fue muy duro, pues sólo quedaban en pie dos ciudades a las que en principio nadie quería llevar los juegos, no sólo se trataba de tener el evento por tercera ocasión consecutiva en Asia (tras PyeongChang 2018 y Tokio 2020 en Corea del Sur y Japón, respectivamente), sino que las dos ciudades vienen de países con gobiernos polémicos a quienes mucha gente no cree que se deba premiar con un evento como este.
Hubo incluso quien pidió reiniciar el proceso para tener mejores candidaturas, pero el COI no podía hacer eso, ya que hubiera implicado una declaración que dos ciudades a las que ya había aprobado no eran aptas para organizar el evento, lo cual hablaría mal de ellos. No hubo otra opción que apechugar y seguir adelante.

Otra cosa pasó en el camino, y eso fue en el anterior congreso del COI, donde los encargados del olimpismo analizaron lo ocurrido en esta carrera, y los resultados y críticas de los juegos recientes. A el exhorbitante costo de Sochi 2014, se sumaba la crisis griega, donde muchos señalaban como causa principal la deuda que la nación adquirió para celebrar los juegos de Atenas 2004, asimismo se apreciaba la cada vez más difícil aparicipon de ciudades candidatas para futuros juegos, pues muchas simplemente no iban a incurrir en una inversión como la que se requería.
Fue entonces que se aprobó un ambicioso proyecto llamado Agenda 2020, que apostaba a hacer unos juegos más sustentables. En vez de construir nuevos estadios espectaculares que luego caen en deshuso se daría prioridad a renovar sedes ya existentes, se buscaría unos juegos más concentrados para evitar el gasto en costosa infraestructura de transporte para llevar gente a los estadios, se permitiría que los deportes se repartieran por varias ciudades, e incluso países para evitar que un sólo municipio cubriera todos los gastos, y se permitiría más libertad a la hora de elegir deportes.
Queda ver si este ambicioso plan de volver a colocar la olimpiada a una escala humana será exitoso, pero el primer examen será esta elección de sede, pues 2022 será la primera que se haga con esta agenda en mente.
Ahora si, pasemos a las candidatas.

Pekín, China

Pekín 2022 logo

La capital China tiene la ambición de ser la primera ciudad del mundo en organizar tanto los juegos de verano como los de invierno. Tras asombrar al mundo con su olimpiada en 2008, quieren volver a atraer la atención del mundo a su país. El análisis original del COI da la ventaja a Pekín sobre Almaty en virtualmente todos los aspectos, por lo que aparecían como favoritos en un principio, pero Kazajastán ha logrado reducir notablemente la distancia adoptando las cláusulas de la Agenda 2020 mientras los chinos siguen apostando por una olimpiada cara y espectacular. De ahí que esto sea un duelo entre dos visiones muy distintas de lo que deben ser los juegos, un espectáculo millonario o un evento deportivo más discreto y sustentable.
Pekín ha planteado alojar en la ciudad los deportes bajo techo como lo son el patinaje y el hockey, mientras que los deportes de montaña no podrían celebrarse ahí mismo debido a la falta de escenarios naturales. Por ello se llevarían a las ciudades de Yanqing y Zhangjiakou para lo cual se construirían trenes de alta velocidad.

Ventajas

* Pekín ya celebró con éxito los juegos de verano de 2008, que fueron un éxito de audiencia y muy espectaculares, por lo cual la gente los recuerda con ilusión. Con un éxito probado vale la pena volver a darles la organización.

* Reutilizará los estadios de la olimpiada anterior, mismos que maravillaron al mundo por su arquitectura. El cubo de agua donde Michael Phelps rompió decenas de records en natación se convertirá en el cubo de hielo para alojar el Curling, y el Nido de pájaro volverá a presentar las ceremonias.

* Los miembros del COI, que tienen prohibido viajar a las ciudades durante el proceso de elección para evitar sobornos, ya conocen Pekín, mientras muy pocos podrían poner a su rival en un mapa.

* Cada país miembro del COI tiene derecho a un voto, esto incluye a todos los africanos, caribeños y sudamericanos a quienes poco les importa el lugar donde se realizará un evento en el que ni siquiera participan. Todos estos países pueden preferir votar por China y congraciarse con una potencia deportiva antes que dar su voto a un rincón desconocido del mundo.

* El evento ayudará a impulsar el deporte de invierno en China, que tiene poca tradición en los mismos, desarrollando las disciplinas y  aumentando el interés por los mismos en una enorme cantidad de gente.

* Un mercado de 300 millones de personas.

Contras

* Si bien los juegos de verano de 2008 fueron un éxito, pueden ser percibidos como muy cercanos y como que es muy pronto para que la ciudad vuelva a acoger el evento.

* La falta de nieve, Pekín no la tiene, y las sedes de montaña la tienen en poca cantidad, lo cual obligará a usar nieve artificial tal y como ocurrió en Sochi.

* La falta de tradición en deportes de invierno, pues China sólo destaca en el patinaje artístico.

* La inversión que se requiere para construir dos trenes de lata velocidad a Yanqing y Zhangjiakou es muy alta, y recuerda la que ya hizo Rusia en Sochi con el mismo objetivo, una de las principales críticas a esa olimpiada. La inversión además va en contra de lo estipulado en la Agenda 2020.

* La contaminación de la ciudad, este era un asunto que los juegos de 2008 debieron resolver, pero tras aquella olimpiada China volvió a sus prácticas contaminantes, esto indica que los juegos anteriores no dejaron el legado positivo que deben tener en una ciudad.

Almaty, Kazajastán


Almaty 2022 logo
Cuando el COI añadió a la antigua capital de Kazajastán como candidata, daba la impresión de que lo hacía sólo para llenar lugares y tener una competencia, pues si hubiera habido más participantes la ciudad, sin duda, hubiera quedado en el camino. No en vano los kazajos tenían calificación reprobatoria en nueve de los catorce elementos que el Comité califica, y sólo superaba a Pekín en dos: concepto de los juegos y transporte.
Tras la retirada de Oslo los chinos parecían ser los únicos con posibilidad de organizar los juegos, pero la agenda 2020 cayó como anillo al dedo a Almaty, que ha hecho eco de todo lo que el COI pretende, una olimpiada de bajo coste y sustentable, que beneficie a las ciudades que lo alojan. Si los kazajos ganan la olimpiada y la celebran con éxito, será una muestra para el resto del mundo de que, tras los onerosos proyectos que han espantado a tantos, cualquier lugar del mundo tiene posibilidades de alojar el máximo evento deportivo sin quebrar en el intento.
Kazajastán ha vencido muchos escollos, pero sigue siendo la menos favorita, después de todo ¿cuanta gente ha oído del país o la ciudad? Siendo una ciudad relativamente pequeña y rodeada de montañas naturales, todos los escenarios tanto de hielo como de nieve estarían en un radio de 30 kilómetros alrededor de la villa olímpica, lo que haría de estos los juegos más concentrados desde Lillehammer 1994.

Ventajas

* Desde que se dio a conocer la Agenda 2020, Almaty hizo suyos sus postulados, han cancelado la construcción de nuevas sedes, aprovechando las ya existentes, y han reducido la inversión planeada inicialmente en 500 millones de dólares.

* La ciudad está rodeada de montañas y tiene nieve natural, y un tradicional paisaje alpino, no requerirán inversiones para crear nieve artificial.

* El país tiene tradición y experiencia organizando eventos de invierno, ya fue sede de los Juegos Asiáticos de invierno en 2001, y celebrará la Universiada de invierno en 2017, todo lo cual le dará experiencia de cara a la olimpiada.

* Para 2018 el 80% de las sedes ya estará construida, lo cual reduce la inversión

* Si bien el país también está en Asia, contrario a China, el entregar la sede al mismo si dará la impresión de que el COI está dando el evento a un lugar diferente del mundo. Kazajastán sería el primer país de Asia Central y el primer país de población musulmana en celebrar una olimpiada.

* El legado será positivo para la ciudad, que tiene planes de desarrollo para todas las disciplinas.

Contras

* Desconocimientos, pocos saben donde está Kazajastán y menos aún lo han visitado, para muchos darles un voto sería una incógnita que pueden preferir evitar para ir a lo seguro.

* El dar la olimpiada a una nación emergente siempre deja un buen sabor de boca, pero en años recientes cuando se ha buscado abrir nuevas fronteras en naciones menos desarrolladas, los resultados han sido peores de lo esperado, y se puede temer que lo mismo ocurra a los kazajos.

* Si bien tienen infraestructura deportiva, al se run país sin turismo les faltan hoteles, y se puede temer la falta de camas o capacidad aeropuertaria para atender a la enorme cantidad de gente que se desplaza a una olimpiada.

* Kazajastán es una dictadura, y esto hará que mucha gente no quiera darle el voto. Gobernados por Nursultan Nazarbayeb desde su independencia en 1991, se teme que puede ocurrir en el país y con los juegos si el septuagenario dirigente dejara el poder.


Con todo esto en el candilero, los miembros del COI darán su voto, esperemos gane el mejor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario