martes, 23 de junio de 2015

Nueve deportes pelean por ser incluidos en Tokio 2020

El Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 dio a conocer una lista de siete deportes que aspiran a ser incluidos, en la mayoría de los casos por primera vez, dentro de las olimpiadas que Japón está organizando.
Ninguno de estos deportes tendrá el carácter de deporte oficial, etiqueta que ocupan los 28 deportes que vemos en cada edición de los juegos, y cuya última modificación fue la inclusión del Rugby y el Golf, que debutarán en Río de Janeiro 2016.
Sin embargo en diciembre pasado el COI aprobó una serie de importantes reformas llamadas "Agenda 2020" cuyo foco es flexibilizar la organización de los juegos en todos los aspectos, facilitando el trabajo de las ciudades que los acogen y volviéndolos más atractivos para las audiencias locales.
En ese sentido el límite de 28 deportes dejó de existir, y en vez de este se implantó un límite de 310 eventos de medalla. Esto da la oportunidad a cada ciudad sede de incluir deportes o disciplinas que pueden tener especial atractivo para su público dentro del evento, a su vez estos deportes no adquieren carácter oficial por lo que para 2024 volverían a salir del programa salvo que la nueva ciudad sede vuelva a promoverlos.

26 deportes no olímpicos hicieron una solicitud formal de ser incluidos en Tokio, y de esta lista la ciudad japonesa eligió ocho, que ahora tendrán tiempo para preparar una presentación formal ante el Comité Olímpico el 8 de agosto, igualmente el Comité Organizador hará recomendaciones al COI sobre que y por qué quiere incluir ciertas disciplinas y el 30 de septiembre se dará a conocer el rol completo de disciplinas que veremos en 2020.

Los deportes que están en competencia incluyen muchos que año tras año han presentado su candidatura para sumarse formalmente a las olimpiadas, sin que hasta ahora hayan tenido suerte, estos son: Squash, Karate, Patinaje sobre Ruedas y Wushu; a estos se suman dos deportes que en el pasado fueron olímpicos, pero que perdieron ese título en 2008: Beisbol y Softbol, los cuales presentaron una candidatura conjunta a pesar de ser deportes independientes. Finalmente los otros tres competidores son deportes que hasta ahora no habían intentado sumarse a las olimpiadas, debido a que no contaban con suficientes argumentos para ser considerados deportes oficiales, pero que con las nuevas reglas si aspiran a sumarse a la mayor fiesta deportiva del mundo, son el Surf, el Boliche y la Escalada.


Desde que se anunciaron los cambios en la agenda olímpica, el Beisbol y el Softbol son amplios favoritos para sumarse a la fiesta, esencialmente porque son los deportes más populares en el país del sol naciente, y los japonenses estarían encantados de poder seguir su deporte favorito. Ambos cuentan además con una breve historia olímpica que les da más valor.

Dos artes marciales, el karate y el wushu, también tienen buenas posibilidades, al igual que el squash y el patinaje, que como argumento tienen en el ser disciplinas que no necesitan una inversión muy grande, y que se juegan en prácticamente todo país del mundo. 


Para mantener el límite en 310 eventos de medalla, otros deportes olímpicos tendrán que reducir sus pruebas, por lo que, según cuantos nuevos deportes se incluyan, podríamos ver la desaparición, al menos momentánea, de algunas carreras de remo y canotaje, o de algunas divisiones de peso en los deportes de combate.


La elección de las nuevas disciplinas para Tokio será el segundo lugar donde la ambiciosa reforma del COI se ponga a prueba, la primera será en la elección de la sede de los juegos olímpicos de invierno de 2022, agendada también para este año.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario