sábado, 11 de abril de 2015

Los invictos que no fueron al mundial, segunda parte

Siguiendo el reportaje cuya primera parte está aquí, continuamos nuestro viaje en retrospectiva para conocer las historias de los equipos que, a pesar de no haber perdido un solo partido, no lograron jugar la Copa Mundial de Futbol.

Francia 1998


  • Australia
Hoy en día muchas personas no tan conectadas con el futbol se preguntan por qué demonios Australia está jugando en Asia y no en Oceanía. Pero conociendo su historia en este deporte, la razón queda clara. Más que ningún otro equipo del mundo, los Socceros conocen como nadie la frustración de ser eliminados ante el último escollo de sus campañas, cosa que sufrieron año, tras año, tras año. Esto se debe a que Oceanía es una zona tan débil, que nunca se ha hecho merecedora de un pase directo al mundial, y su selección ganadora siempre ha tenido que eliminarse en un repechaje contra equipos de otros continentes. 
Salvo alguna ocasional sorpresa de Nueva Zelanda, Australia siempre fue el ganador de la zona, y siempre fue a caer contra equipos de otro continente en la antesala del mundial. Israel, Escocia, Kuwait, Argentina y Uruguay se cuentan entre los equipos que dejaron sin mundial a los australianos. Pero hasta el día de hoy ninguna eliminación les ha resultado tan traumática como la de 1998, en una serie de partidos que está considerada dentro de los más importantes en la historia de las eliminatorias.
Australia llegó a la eliminatoria de 1998 con muchas esperanzas, pues rumbo a 1994 habían perdido sólo por 1 gol ante la Argentina de Maradona. El progreso de la selección era claro y enfrentar a un equipo de Asia, con quienes la suerte los emparejó en esta ocasión, debía ser más sencillo que superar a una potencia sudamericana.
Las esperanzas de los australianos aumentaron con su campaña preliminar, dónde con 26 goles a favor y sólo dos en contra superaron a Islas Solomón y Tahití, para después ganar 5-0 a Nueva Zelanda en la final.
La eliminatoria de Asia designó a Irán como los rivales de los Socceros, los persas eran un equipo que no jugaban una copa del mundo desde 1978, así que la cosa se veía pareja, pero más posible que nunca para Australia.
Los australianos quedaron bien parados tras empatar 1-1 en Teherán, extendiendo a 14 su racha de partidos sin perder, y en el juego de vuelta en Melbourne una multitud récord para el futbol en Australia de 85,000 espectadores contemplaron emocionados como, con 20 minutos por jugarse el equipo ganaba por 2-0, Tenían un pie y medio en Francia 1998 y los persas apenas tocaban el balón.
Entonces vino un momento que el culpable recordará por siempre, un espectador saltó a la cancha y dañó la red, provocando una interrupción de cinco minutos. Nada grave, pero lo suficiente para romper el momentum de Australia y premitir a Irán reagruparse.
Los australianos incrédulos ante la eliminación

Apenas retomado el encuentro los asiáticos empezaron a dominar, y en tan sólo cinco minutos Khodadad Azizi marcó dos goles empatando a dos y dando a Irán la ventaja por goles de visita.
El propio técnico de Irán admitió que los australianos debieron ganar el partido, pero una vez más se demostró que un espectador irresponsable puede destruir las ilusiones de todo un equipo al cortar el juego en el momento menos oportuno.
Irán jugó el mundial contra Yugoslavia, Estados Unidos y Alemania y logró una victoria ante los estadounidenses, en lo que hasta la fecha ha sido su mejor mundial.
Australia mantuvo su maldición cuatro años después, donde a pesar de establecer récords mundiales de goles ante rivales como la Samoa Americana volvieron a caer ante Uruguay. La mala racha se rompió en 2006, cuando ahora si vencieron a los charrúas convirtiéndose en el primer equipo de Oceanía en clasificar en 24 años. Pero para el equipo estaba claro que la negativa de la FIFA de darles un pase directo al mundial implicaba su imposibilidad de crecer, y al año siguiente se mudaron a Asia. Desde que lo hicieron no han faltado a ningún mundial, y ahora es Nueva Zelanda quien se queda en el último escollo.

  • Angola
Mucho menos conocida es la historia de Angola, quien en 1998 estuvo muy cerca también de jugar el mundial. Esta selección angoleña fue la primera que empezó a destacar en África, jugaron en 1996 su primera Copa Africana y ese mismo año empezó su eliminatoria dónde eliminaron cómodamente a Uganda en la primera ronda con global de 5-1, y en la ronda final quedaron encuadrados en un grupo que incluía a Zimbabue, Togo y Camerún. En ese entonces los camerunenses seguían siendo una potencia continental y un equipo respetable a nivel mundial, pero Angola recordaba que, justamente en la Copa Africana, lograron empatar con ellos a tres, siendo el único equipo al que le sacaron puntos.
Encabezados por Akwá, jugador del Benfica, Angola le jugó de tú a tú a Camerún, siendo que los duelos entre ellos se resolvieron con sendos empates. Además Angola se hizo fuerte de local con victorias ante los otros dos equipos, lo mismo que los leones indomables.
El problema para la antigua colonia portuguesa, fue su desempeño como visitantes, pues empataron sus dos juegos ante Zimbabue y Togo, mismos que Camerún ganó, encabezando el grupo y jugando su tercer mundial consecutivo.
Angola volvió a cruzarse con Camerún en la eliminatoria para 2002, y de nuevo fue segundo de grupo tras ellos, aunque en esa ocasión no hubo invicto del cual presumir. los angoleños tuvieron que esperar a 2006 cuando se enfrentaron a Nigeria y, tras un empate a 21 puntos entre ambos bandos, lograron jugar su primer y único mundial gracias a la victoria que tuvieron sobre los nigerianos en Luanda.
En esa copa del mundo Akwá, ya veterano, seguía al frente de su equipo, quien enfrentó y obtuvo un empate ante México, tras el retiro de este jugador de la selección, Angola volvió a los segundos planos del futbol africano.

Estados Unidos 1994

  • Túnez
No hay duda de que una de las grandes rivalidades en el futbol africano es la de Marruecos y Túnez, casi vecinos y gigantes de la zona en diferentes momentos y con muchos duelos entre ellos que hacen crecer las ganas de vencerse. Vimos como en 2006 Túnez eliminó del mundial a un Marruecos invicto, cosa que lo convirtió en la segunda selección que dos veces ha quedado sin copa del mundo pese a no perder. Pero en aquella ocasión los tunecinos sólo se cobraban su propia eliminación en 1994, cuando los Leones del Atlas fueron los favorecidos con la clasificación, impidiendo a sus rivales romper una racha de 16 años sin mundial.
Siendo justos, Túnez quedó en esta ocasión mucho más lejos del mundial que Marruecos en 2006, pues fueron eliminados en la primera ronda. Ambos equipos empataron entre ellos y los marroquíes superaron a Benin y Etiopía, mientras que los tunecinos fallaron en su visita a los etiopes obteniendo sólo un empate y un punto de desventaja con sus rivales en una época en que aún se daban sólo dos puntos por victoria.
Túnez estaba obligado a vencer en su visita a Marruecos para avanzar, pero sólo obtuvieron un empate a ceros que los dejó fuera. Marruecos progresó para clasificar a Estados Unidos sobre Zambia y Senegal, y en el mundial fue el segundo peor equipo perdiendo todos sus partidos y quedando arriba de Grecia sólo por recibir menos goleadas.
Túnez falló en esta ocasión, pero su selección tenía la base que, cuatro años después, les permitió regresar al mundial en Francia 1998, dónde iniciarían una racha de tres copas del mundo consecutivas.
  • Siria
La historia fue la misma con Siria en Asia, la selección fue eliminada en la primera ronda por Irán, aunque en esta ocasión quedaron nivelados en puntos y la diferencia fue que los iraníes tuvieron una discreta mejor diferencia al marcar un gol más y recibir dos menos. Las dos selecciones empataron entre ellas, empataron también en su visita a Omán y ganaron sus dos partidos contra Taiwán, para acabar con nueve puntos.
Irán no llegó muy lejos en la ronda final, quedándose en cuarto lugar de un grupo de cinco, sólo superando a Corea del Norte, lo cual demostró que no era el grupo más competitivo. A diferencia de Túnez, Siria no logró construir a partir de este equipo y no ha estado cerca de jugar un mundial desde entonces.

Italia 1990

  • Honduras
1990 fue una eliminatoria muy importante para las selecciones de CONCACAF, El gigante del área, México, fue descalificado del mundial por la FIFA debido al caso de los cachirules. Los directivos de la Federación Mexicana de Futbol no sólo tuvieron la indecencia de hacer trampa en un mundial juvenil, sino que tuvieron la caradura de apelar una justa y blanda sanción inicial, lo cual, obviamente, no gustó al órgano rector del futbol que nos dejó sin Copa del Mundo.
Para el resto del área eso eran buenas noticias, pues se habría la posibilidad de reclamar un lugar que de otra manera sin duda hubiera correspondido a un equipo con Hugo Sánchez en su mejor momento y que venía de unos históricos cuartos de final en el campeonato de 1986.
¿quienes eran los favoritos? Sin duda había que observar a las selecciones que habían jugado los mundiales de la última década: El Salvador, Canadá y Honduras. En el caso de los catrachos, aparecían además con dos finales consecutivas en el Campeonato de la CONCACAF, antecedente de la Copa de Oro.
De hecho el campeonato local de 1989 sirvió a su vez como eliminatoria mundialista. La cosa empezó con todos los inscritos jugando a visita recíproca en varias series, con los ganadores avanzando a una ronda final cuyos primeros dos lugares jugarían en Italia 1990. Honduras enfrentó a Trinidad y Tobago, equipo que no debía representarle mayores dificultades, los trinitarios no presumían de nada en su historial desde una cercana clasificación en 1973 y en el torneo de hace cuatro años sólo había obtenido un punto.
Pero los trinitarios de 1989 traían a el mejor equipo de su historia en ese momento, y los hondureños no se encontraron a ningún flan. los centroamericanos sólo obtuvieron un 0-0 en Puerto de España y requerían de una victoria de locales. Pero no la obtuvieron, su victoria parcial al minuto 20 se desvaneció al 58 con un gol de Hutson Charles y por el valor del tanto de visitante los caribeños llegaron a la ronda final dejando fuera a unos sorprendidos hondureños que se convirtieron en los primeros concacafquianos invictos que no fueron al mundial.

Strike Squad vs. Guatemala
El equipo de Trinidad y Tobago que eliminó a Honduras: ttfootballhistory.com

Los trinitarios, como fue dicho tenían un equipo fuerte que peleó el pase a Italia hasta la última jornada, cuando sólo necesitaban un empate ante Estados Unidos para llegar al mundial, desafortunadamente para ellos los estadounidenses ganaron con un único gol y Trinidad tuvo que esperar 16 años más para jugar un mundial.





México 1986

  • Tanzania
El resto de los equipos de esta parte de la historia terminaron invictos, pero muy lejos del mundial, tal y como Islas Caimán hizo en 2018. Ambos son africanos y el primero es Tanzania.
La eliminatoria africana durante los años 80 era bastante sencilla, sin hacerse grupos ni nada las selecciones simplemente se iban enfrentando en partidos de eliminación directa hasta que sólo quedaban dos finalistas que jugaban el mundial. Era un sistema rápido que eliminaba a muchos sin necesidad de jugar partidos, y convenía a equipos de países pobres que en esa época no tenían tantas facilidades para obtener patrocinios que ayudaran a costear los viajes.
Tanzania era uno de los muchos equipos del continente que empezaron a jugar este torneo en los años 70, cuando África finalmente tuvo un pase directo para el mundial, y que no había tenido nunca grandes avances. En la eliminatoria a España 1982 había llegado a la segunda ronda, y en su intento para ir a México se cruzó con Sudán, un país con un historial más grande y que incluso fue campeón de África en 1970, pero que sufría, como sufre ahora, de constantes retiros de los grandes torneos por motivo de sus guerras internas y externas. En 1982 se había quedado en la misma ronda que Tanzania, así que era una serie pareja. Tanto que se terminó con dos empates, a 0 y 1, y los norteafricanos se vieron beneficiados por el gol de visitante que marcaron en la ida.
La alegría no duró mucho a los sudaneses, que fueron eliminados en la siguiente ronda. Los pases al mundial serían finalmente obtenidos por otras potencias del norte de África: Marruecos y Argelia,

España 1982

  • Somalia
Lo mismo ocurrió en la eliminatoria a España 1982 con Somalia, que en la primera ronda se cruzó con Níger y tras empatar a cero en Niamey lo hicieron a uno en Mogadiscio siendo los nigerinos beneficiados por el gol de visitante.
La historia de Somalia sin embargo tiene una curiosidad extra, y es que la eliminatoria a España 1982 fue su primer intento de jugar un mundial, pues no se habían inscrito a ningún torneo desde su afiliación a la FIFA en 1962.
Además de terminar invictos su primer intento, los somalíes, dado que son uno de los países que más inestabilidad interna sufren, no volverían a inscribirse a otra eliminatoria hasta 2002, lo cual representó 20 años sin jugar un partido de estas instancias. 20 años en los que, técnicamente, mantuvieron su invicto, lo cual lo hacen una de las rachas más largas del mundo en este sentido. Es fpacil lograr esto cuando no se juega ningún partido, pero no por eso deja de resultar curioso.
Tras despedir a Somalia, Níger volvió a avanzar en la segunda fase gracias a los goles de visitante sobre Togo, y finalmente cayó en tercera ronda contra una Argelia que en esta ocasión debutaría en una copa del mundo. No fue un mal resultado para los nigerinos que quedaron a un paso de las finales continentales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario