lunes, 20 de abril de 2015

París anuncia su candidatura olímpica

París, ha anunciado que se suma a las ciudades que competirán por ser sede de los Juegos Olímpicos de 2024, con lo cual se suma a Hamburgo, Boston y Roma en una competencia que ya se presume muy apretada.
De principio París ya viene con una carta fuerte, y es que en 2024 se cumplirán exactamente 100 años de la última vez que la ciudad luz acogió al máximo evento deportivo, que desde entonces no ha vuelto a Francia más que en su edición de invierno, siendo Albertville la última sede gala en 1992.
París también tendrá más experiencia reciente que sus rivales, pues ya intentó ser sede en 2008 y 2012, quedándose a la orilla en esta última ocasión cuando quedó segunda en las votaciones después de Londres. Francia tampoco pudo hacerse de los olímpicos invernales con Annency en 2018, pero si ganó la sede de la Eurocopa 2016, y siendo que esta nación siempre ha entregado buenos resultados, no son una mala apuesta en un año en que el Comité Olímpico Internacional buscará recuperar prestigio tras la polémica elección de 2022 que tendremos más adelante este año.
El resto del mundo tiene hasta enero de 2016 para sumarse al proceso, donde se espera, entre otros a Doha y Bakú, sin descartar al resto del mundo.
Estaremos al pendiente.

sábado, 18 de abril de 2015

Los invictos que no jugaron el mundial, tercera parte

Tercera y última parte de este reportaje de investigación, cuya primera parte está aquí y la segunda aquí.

Argentina 1978

  • Marruecos
Vimos en la primera parte como Marruecos es una de dos selecciones que han repetido este dudoso honor. En Argentina 1978 los leones del Atlas vivieron este dudoso honor por primera ocasión. ¿sus verdugos? su archirrival,Túnez. No cabe duda de que estas dos naciones tienen una acrecentada rivalidad siendo que suelen eliminarse del mundial entre ellos.
En la década de los 70 África era un continente en crecimiento. Todavía no se registraba ninguna sorpresa por parte de un equipo del continente en mundiales, y si bien ya tenían un pase directo al torneo. Estaban aún en camino de ser considerados rivales de respeto. En un continente cuyo futbol se desarrollaba, sólo había una innegable potencia, y esa era Marruecos.
Los marroquíes no sólo se habían convertido en el primer equipo africano en jugar un mundial en 36 años, también fueron los primeros en obtener un punto. Se habían perdido el mundial de 1974, pero habían llegado hasta la ronda final de la eliminatoria africana, y cualquier duda sobre si estaban perdiendo su poderío en el continente se despejó cuando ganaron la Copa Africana de 1976, terminando invictos y sólo regalando puntos con dos empates.
Su rival en la primera ronda fue un Túnez que en ese entonces no figuraba mucho. Las Águilas de Cartago se habían prácticamente retirado del futbol continental en los 70, al decidir no inscribirse a tres copas africanas consecutivas, y quedando eliminadas de la única que intentaron jugar. Tampoco habían clasificado al mundial de 1974, así que parecían un plato fácil para los marroquíes, que ya los habían eliminado en 1970 (cómo veremos más adelante).
La serie entre ambos fue, sin embargo, muy igualada. Al grado de que los partidos de ida y vuelta fueron casi un reflejo el uno del otro. Los dos terminaron con empates a 1-1, y cada gol se metió prácticamente al mismo momento en los dos encuentros. Al minuto 35 el local abrió el marcador, y, con una diferencia de segundos, los goles con los que el visitante empató se marcaron en los minutos 55, y 56 de cada partido.
Sin poder diferenciar por goles de visitante, los equipos se fueron a una serie de penales para ver quien avanzaba, y Túnez, que cerraba la serie de local, tuvo más suerte en esta muerte súbita al imponerse 4-2. El gigante africano caía así a las primeras de cambio y sin haber sido derrotado.
Túnez demostró que su victoria había sido justa, pues siguió avanzando hasta superar a todos sus rivales y convertirse en el representante de África para el mundial de Argentina donde, en un juego de infausto recuerdo para México, lograrían la primera victoria del continente.
África crecía, y pronto lograrían superar la primera fase del mundial.


  • Alemania Oriental
El crecimiento del futbol mundial fue una razón por la que el mundial se expandió de 16 a 24 equipos en 1982, pero antes las eliminatorias se cobrarían víctimas ilustres. Una de ellas fue Alemania Oriental, el último equipo europeo que se quedó a las puertas del mundial hasta 2006, cuando Israel hizo otra infructífera campaña invicta.
Antes de la separación de la Unión Soviética, Yugoslavia y Checoslovaquia, las eliminatorias europeas tenían mucho menos contendientes, y en 1978 los 9 representantes de la UEFA, salieron de siete grupos de cuatro y dos de tres. Alemania Oriental era favorito en un grupo que incluía a Turquía y Malta, quienes nunca figuraban en las eliminatorias, y Austria, una selección europea de segundo plano.
Alemania Oriental era un país, con un programa deportivo que los hacía triunfar en muchos escenarios, siendo una indudable potencia olímpica. Pero en el futbol siempre quedaban opacados por su vecina Alemania Occidental, quien en los tiempos del muro de Berlín fue la que acaparó los triunfos balompedísticos.

Alemania Oriental no pudo repetir su participación de 1974

La mala racha de los orientales, sin embargo, parecía haber llegado a su fin en 1974, cuando por fin lograron debutar en un mundial, y donde ganaron su grupo en primera fase, antes de ser eliminados por la naranja mecánica holandesa, y por el campeón defensor, Brasil en la segunda. Para 1978 la base de el equipo de 1974 se mantenía vigente con jugadores como Jürgen Croy, Konrad Weise y Wolfram Löwe. Además tenían al mismo director técnico: Georg Buschner.
Lamentablemente, a veces un descuido en un primer momento se queda con un equipo y acaba teniendo consecuencias nefastas al final de un torneo. Y en el caso de la RDA ese descuido vino en el primer partido de su campaña. Siendo locales contra Turquía en Dresde, los alemanes empataron a uno, y hay que recordar que Turquía era un equipo muy menor en ese entonces, muy lejos de la selección competitiva que llegaron a ser a inicios de siglo.
Los alemanes empatarían dos juegos con Austria, y luego se cobrarían una venganza contra los turcos, además de que humillaron a Malta con un 9-0. Pero sus vecinos austriacos no cometieron el error de perder puntos contra los turcos, y al final el empate que dieron los alemanes en su primer juego, significó una diferencia de un punto a favor de Austria. En una época en que no había repechaje posible para los segundos lugares de grupo, los alemanes se quedaron sin mundial, y su mejor generación de futbolistas quedaría atrás. Nunca volvieron a acercarse a la máxima competencia del futbol hasta su reunificación con la Alemania Occidental.
Austria clasificó a su primer mundial desde 1958, y tuvo una actuación muy decente al ganar el grupo 3 sobre Brasil, España y Suecia. Luego caería en segunda fase contra la Naranja Mecánica que le endozó un 5-1

Alemania Occidental 1974

  • Hungría
La década de los 70 fue la primera vez en la historia que el futbol no tuvo un gran equipo húngaro. Y es que si hoy en día ya llevamos treinta años sin verlos en un mundial, y casi medio siglo desde que dejaron de ser contendientes, los magiares fueron una potencia innegable desde los años 30 y hasta los 60. Sin lugar a dudas son, junto a la Naranja Mecánica, una de dos grandes selecciones que siendo las mejores del mundo se quedaron sin levantar una Copa Mundial.
En 1966 los húngaros dieron un buen mundial, eliminando en primera fase al Brasil de Pelé y cayendo en cuartos de final. Pero en 1970 no lograron clasificarse para jugar en México, y tenían que jugar el mundial de Alemania para evitar, por primera vez en la historia, perderse dos campeonatos consecutivos. El objetivo era alcanzable, pues enfrentaban a una Suecia que había sido eliminada en primera fase del mundial anterior, y a una Austria que sumaba ya tres ediciones de no jugar el mundial, además de Malta, que hacía de simple comparsa. El grupo, sin embargo resultaría muy disputado entre las tres selecciones que se jugaban un sólo pase.
Hungría abrió el grupo ganando en dos juegos 2-0 y 3-0 a Malta, quien también perdió con Austria. Los magiares se mantuvieron activos y sacaron un empate a ceros de Estocolmo, habiendo sido protagonistas de tres de los primeros cuatro juegos del grupo, y manteniéndose de líderes desde el inicio, lugar que no le pudieron arrebatar los austriacos a pesar de vencer a Suecia. El último juego del año 1972 para los húngaros fue precisamente su visita a Viena, donde un 2-2 los mantuvo al frente del grupo y con la ventaja de que sólo le quedaban dos juegos en su feudo de Budapest.
Pero tras seis meses de inactividad, Hungría no aprendió a ganar, y si bien tuvo dos juegos muy interesantes empatando a 2 y 3 con Austria y Suecia, respectivamente, no pudo evitar ser alcanzado por sus dos rivales que, predeciblemente, derrotaron a los malteses. En una época donde la victoria valía dos puntos, los tres acabaron empatados a 8 puntos, pero tanto los escandinavos como los austriacos metieron más goles a Malta, y quedaron mejor ubicados por diferencia de goles, dejando a la invicta Hungría en tercer lugar y sin mundial.
Se requirió de un partido de desempate para que los suecos jugaran el mundial en vez de Austria, donde jugaron en el grupo C y avanzaron a cuartos de final sobre Bulgaria y Uruguay.
Hungría volvería al mundial en 1978, e iniciaría una racha de tres copas del mundo consecutivas, pero, a pesar de lograr momentos históricos como la goleada más grande de la historia con un 10-1 a El Salvador, nunca superarían de nuevo la primera fase. El mejor equipo de Europa Oriental veía su estrella apagarse.
  • Bélgica
Holanda encantó al mundo en 1974, su selección revolucionó el deporte con su concepto del futbol total, y su estilo los llevó hasta la final, donde caerían ante el anfitrión Alemania. Apodados desde entonces como La Naranja Mecánica, Los Países Bajos repetirían su buena actuación en 1978, donde a pesar de la ausencia de Johan Cruijff el equipo volvió a alcanzar la final. La leyenda de esta selección dura hasta la actualidad, y sorprende el averiguar que en un principio nunca debieron llegar al mundial, pues su clasificación dependió de un error arbitral que perjudicó a su vecina Bélgica.
Los dos países del Benelux tenían una historia muy parecida. Tras ser parte de los países débiles de Europa que eran eliminados por las potencias en la primera ronda, ambos desaparecieron del futbol durante los años 50 y 60, para resurgir en los 70, y los dos tuvieron una década histórica. Para ser hoy selecciones respetables.
Bélgica fue quien primero regresó a las grandes ligas, tras clasificarse a México 1970, dónde enfrentándose al anfitrión y a la Unión Soviética, quedaron eliminados tras vencer sólo a El Salvador. Tanto Belgas como Holandeses llegaron con equipos notables a la eliminatoria., y lo demostraron haciendo poca cosa de sus rivales de grupo, Noruega e Islandia, a los que ambos vencieron sin mayor oposición. Las dos selecciones tenían diferentes virtudes, mientras Los Diablos Rojos tenían una defensa temible, que no permitió un sólo gol, Holanda era demoledor en la delantera, como lo demostró metiéndole nueve goles a Noruega y ocho a Islandia.
Pero el futbol privilegia los goles, y llegados a la última jornada, Holanda tenía ventaja por su diferencia de +22, mucho mayor que la de +12 de Bélgica. Así que a pesar de haber sido el único equipo capaz de neutralizar a la delantera holandesa, los belgas sabían que estaban obligados a ganar en Rotterdam en su último partido en noviembre de 1973.
Además de jugarse el mundial, el encuentro era la centesimo cuarta ocasión que las selecciones se enfrentaban en el tercer clásico más jugado del mundo. El encuentro resultó muy cerrado, con Bélgica jugando con un estilo de catenaccio y esperando a que Holanda cometiera un error y negándose a atacar. Fue entonces cuando al minuto 89 hubo un final digno de una película de suspenso, un tiro libre para Bélgica, que tenía su mejor oportunidad de marcar, un fallo los dejaba fuera, un gol haría casi imposible a Holanda empatar.
Paul van Himst cobró, el portero holandés Piet Schrijvers se venció y el belga Jan Verheyen alcanzó el balón para marcar un cómodo gol. La táctica belga daba resultado, y el tercer lugar de la Euro de 1972 se ganaba su justo lugar en el mundial, hasta que el árbitro soviético marcó que el gol era anulado por fuera de lugar. Un fuera de lugar que no se vio desde ningún lugar, pues tres defensas holandeses estaban habilitando a Verheyen cuando este se adelantó a chutar a la portería.

La decisión fue escandalosa y polémica, pues Bélgica debió jugar ese mundial, y su capacidad de anular la delantera holandesa mostró al gran equipo que quedó fuera cuando en 1974 los holandeses hicieron historia. Sin embargo no hubo apelación y hoy este equipo belga ha sido mayormente olvidado, obligando a los diablos rojos a esperar hasta los años 80 para sorprender al mundo con su futbol.
Si el gol de Bélgica hubiera sido validado, pocos hubieran conocido el futbol total de los neerlandeses, y el deporte probablemente sería hoy muy diferente. Lo justo es que ambos equipos hubieran jugado un mundial que sin duda hubiera sido más competitivo con ambos a bordo. Pero de todos los equipos vistos hasta ahora, la eliminación de Bélgica es por mucho la más injusta.

  • Colombia
En una época en que la eliminatoria de CONMEBOL se resolvía rápido y con pocos partidos jugados, esta confederación entregó a su único invicto sin mundial, algo que hoy parecería imposible por la competitividad y la enorme cantidad de juegos en el área.
El desafortunado fue Colombia, quienes en su intento de jugar en Alemania 74 quedaron en un grupo junto a Uruguay y Ecuador. Los charrúas eran los grandes favoritos, no por nada venían de ser semifinalistas en México 1970, mientras que sus rivales no tenían mucho caché. Ecuador nunca había jugado un mundial y Colombia sólo lo había hecho en 1962, cuando quedó eliminado con un sólo punto.
Los cafeteros jugaron los tres primeros partidos del grupo, todos en junio de 1973, recibiendo a sus dos rivales y regresando la visita a los ecuatorianos. El saldo fue de tres empates, con lo que tras desperdiciar sus enfrentamientos ante el entonces débil Ecuador y no haber hecho valer su localía ante Uruguay ya estaban casi eliminados a pesar del invicto.
Los uruguayos ganaron de visita en Quito y empataron los tres puntos de Colombia, por lo que sólo necesitaban sacar un resultado positivo en el Centenario de Montevideo para dejar fuera a los colombianos, pero entonces ocurrió la sorpresa. Sabiendo que se jugaban su última carta los cafetaleros sacaron la garra y vencieron a Uruguay en su feudo con un gol de Ortiz.
Todo se decidiría por diferencia de goles, y de nuevo en casa, los uruguayos esta vez no erraron y golearon a Ecuador, con lo que su +4 valió más que el +1 de Colombia. Si los colombianos hubieran sacado una victoria de local otra hubiera sido la historia.
Uruguay jugó el mundial, pero fue una gran decepción al ser derrotado por Holanda y Suecia y sólo obtener un modesto punto ante Bulgaria, fue el fin de la una época para los charrúas, que se perdieron los dos siguientes mundiales, y que no volvieron a ganar un partido hasta Italia 1990.
Colombia por su parte sacó provecho del equipo que se quedó a la orilla del mundial, y con esa selección como base ganaron por primera vez la Copa América en 1975. Sin embargo tampoco jugarían una copa del mundo hasta 1990, cuando inició su primera época dorada.

México 1970

  • Túnez
Toda esta serie de invictos tuvo su primer representante en México 1970, y se trató de un africano, Túnez, quienes como hemos visto son una de dos selecciones que han repetido este dudoso honor. Como no podía ser de otra manera, el encargado de eliminarlos fue su archirrival, Marruecos, siendo esta la primera de cuatro ocasiones en que estos dos equipos se han puesto el pie entre si, en lo que es una de las rivalidades más importantes de África.
El mundial de 1970 era de vital importancia para África, por primera vez el continente gozaba de un pase directo para el mundial, en gran parte como consecuencia de la protesta que todas las selecciones del continente hicieron en 1966 retirándose de una eliminatoria que los obligaba a jugar contra Asia, por lo que todos querían el honor de ser los primeros clasificados del continente (Egipto lo había hecho en 1934, pero jugando contra selecciones de Europa y Asia). De esa forma la CAF tuvo un récord de trece naciones inscritas, aunque la FIFA rechazó a Guinea y Zaire dejando el número en 11. 
El formato fue simple, los equipos jugarían entre sí en series de eliminación directa, hasta que sólo quedaran tres sobrevivientes, quienes jugarían un pequeño grupo cuyo ganador haría el viaje a México, quien organizaba el primer mundial en Norteamérica.
No había un claro favorito ya que el campeón vigente del continente era Zaire, que no participaba. Túnez era campeón de la Copa Africana de 1965, dónde fueron locales, pero no habían clasificado a la de 1968, por lo que estaban en igualdad de condiciones con sus rivales.
Su primer partido fue contra su vecina Argelia, a la cual vencieron por 2-1 de visitantes, y con la que empataron a ceros de local, con lo que avanzaron para jugar con el ganador del duelo entre Marruecos y Senegal. Ahí los marroquíes habían vencido a su rival tras jugar un tercer partido en campo neutral en las Islas Canarias.
El partido en campo neutral de Marruecos indica que en ese entonces el gol de visitante no valía, y si no había un ganador global se jugaba siempre un tercer partido. Esa situación se repitió entre marroquíes y tunecinos en la segunda fase, dos empates a ceros en juegos disputados en abril y mayo de 1969 dejaban a los equipos en absoluta igualdad, y para el tercer encuentro en junio, ambas selecciones cruzaron el Mediterráneo y se vieron las caras en Marsella, Francia.
Pero los dos equipos estaban igualados en todo, y esa paridad se mantuvo en suelo galo. Túnez abriría el marcador apenas al minuto 3, pero Marruecos igualaría al 27 y se adelantaría al 53. Cuando todo parecía indicar que las Águilas de Cartago estaban fuera, el empate a dos cayó al minuto 87. El partido se fue a tiempos extra, pero aún así no se resolvió la igualdad.
Entonces hubo que recurrir a una manera cruel de decidir al vencedor, y dado que los penales aún no se estilaban, el método fue un volado. La suerte benefició a Marruecos, y Túnez se quedó fuera en tan sólo un segundo, después de una magnífica campaña.
Los marroquíes progresaron hasta el mundial, donde obtuvieron un empate ante Bulgaria, primer punto de un africano en un mundial. Túnez esperaría hasta 1978 para debutar en el mundial de Argentina, dónde como vimos arriba dejó fuera a un Marruecos invicto, y si bien su eliminación había sido cruel, el destino los compensó dándoles la primera victoria de un africano en una copa del mundo, ¿la víctima? México, el país al que no pudieron viajar en ese 1970.
Una coincidencia, y la primera de las muchas historias que los duelos entre tunecinos y marroquíes han tenido.

Espero que hayan disfrutado de esta investigación, cuando las circunstancias lo permitan, tendremos muchas más de estas en las páginas de Penchotv.

martes, 14 de abril de 2015

Eliminatoria de Asia para el mundial: Segunda Ronda - Grupos

Tras el sorteo celebrado a las cinco de la tarde en Kuala Lumpur, Malasia los 40 equipos sobrevivientes de Asia han sido ubicados en ocho grupos de cinco para jugar la segunda ronda.
La AFC ha recurrido a un nuevo sistema que garantiza más partidos a las selecciones débiles, apostando a que el juego ayude al interés en el deporte y a su crecimiento a nivel continental. Esto también implica que habrá muchos encuentros inéditos entre las selecciones del continente.
En principio, si bien la apuesta a largo plazo es que mejore el nivel de la confederación, el panorama a corto plazo parece indicar que los gigantes del área, todos cabezas de serie, no tendrán problema para avanzar a la tercera ronda, que repartirá los pases al mundial. Y la competencia parece estar en quienes ocuparán los cuatro lugares finales a esa instancia, que se repartirán entre los cuatro mejores segundos. Para ello será fundamental que los equipos de segundo orden logren robar algún punto a los gigantes, y también que no los pierdan ante los más débiles. Asegurar goleadas ante estos equipos también podrá ayudar, por lo que la disputa de estos cuatro pases será interesante y disputada hasta la última jornada.

lunes, 13 de abril de 2015

Sorteo de la segunda ronda de la eliminatoria asiática

La AFC sortea la segunda de cuatro rondas de su eliminatoria para Rusia 2018 el día martes 14 de abril en Kuala Lumpur, Malasia. En México nos despertaremos con la noticia de los grupos.
Las 6 selecciones que avanzaron de la primera fase se unen al resto de las selecciones de la zona, para sumar un total de 40 equipos que serán divididos en ocho grupos de cinco.
Asia ha entrado en una renovación de sus torneos, y esta eliminatoria es reflejo de ello. Si antes el continente estaba claramente dividido en equipos de primera y de segunda, y los torneos se arreglaban de forma tal que los pequeños fueran eliminados lo más rápido posible, ahora se está promoviendo que haya mucho más partidos, que las selecciones menores se enfrenten a las grandes y que en general el número de partidos oficiales se incremente. Se espera que esto aumente el nivel del continente a mediano plazo al haber una mayor competencia.
Eso será a largo plazo, y por esta ocasión lo más probable es que los equipos menores se conformen con la ilusión de recibir a selecciones como Japón, Corea o Irán en su casa.

sábado, 11 de abril de 2015

Los invictos que no fueron al mundial, segunda parte

Siguiendo el reportaje cuya primera parte está aquí, continuamos nuestro viaje en retrospectiva para conocer las historias de los equipos que, a pesar de no haber perdido un solo partido, no lograron jugar la Copa Mundial de Futbol.

Francia 1998


  • Australia
Hoy en día muchas personas no tan conectadas con el futbol se preguntan por qué demonios Australia está jugando en Asia y no en Oceanía. Pero conociendo su historia en este deporte, la razón queda clara. Más que ningún otro equipo del mundo, los Socceros conocen como nadie la frustración de ser eliminados ante el último escollo de sus campañas, cosa que sufrieron año, tras año, tras año. Esto se debe a que Oceanía es una zona tan débil, que nunca se ha hecho merecedora de un pase directo al mundial, y su selección ganadora siempre ha tenido que eliminarse en un repechaje contra equipos de otros continentes. 
Salvo alguna ocasional sorpresa de Nueva Zelanda, Australia siempre fue el ganador de la zona, y siempre fue a caer contra equipos de otro continente en la antesala del mundial. Israel, Escocia, Kuwait, Argentina y Uruguay se cuentan entre los equipos que dejaron sin mundial a los australianos. Pero hasta el día de hoy ninguna eliminación les ha resultado tan traumática como la de 1998, en una serie de partidos que está considerada dentro de los más importantes en la historia de las eliminatorias.
Australia llegó a la eliminatoria de 1998 con muchas esperanzas, pues rumbo a 1994 habían perdido sólo por 1 gol ante la Argentina de Maradona. El progreso de la selección era claro y enfrentar a un equipo de Asia, con quienes la suerte los emparejó en esta ocasión, debía ser más sencillo que superar a una potencia sudamericana.
Las esperanzas de los australianos aumentaron con su campaña preliminar, dónde con 26 goles a favor y sólo dos en contra superaron a Islas Solomón y Tahití, para después ganar 5-0 a Nueva Zelanda en la final.
La eliminatoria de Asia designó a Irán como los rivales de los Socceros, los persas eran un equipo que no jugaban una copa del mundo desde 1978, así que la cosa se veía pareja, pero más posible que nunca para Australia.
Los australianos quedaron bien parados tras empatar 1-1 en Teherán, extendiendo a 14 su racha de partidos sin perder, y en el juego de vuelta en Melbourne una multitud récord para el futbol en Australia de 85,000 espectadores contemplaron emocionados como, con 20 minutos por jugarse el equipo ganaba por 2-0, Tenían un pie y medio en Francia 1998 y los persas apenas tocaban el balón.
Entonces vino un momento que el culpable recordará por siempre, un espectador saltó a la cancha y dañó la red, provocando una interrupción de cinco minutos. Nada grave, pero lo suficiente para romper el momentum de Australia y premitir a Irán reagruparse.
Los australianos incrédulos ante la eliminación

Apenas retomado el encuentro los asiáticos empezaron a dominar, y en tan sólo cinco minutos Khodadad Azizi marcó dos goles empatando a dos y dando a Irán la ventaja por goles de visita.
El propio técnico de Irán admitió que los australianos debieron ganar el partido, pero una vez más se demostró que un espectador irresponsable puede destruir las ilusiones de todo un equipo al cortar el juego en el momento menos oportuno.
Irán jugó el mundial contra Yugoslavia, Estados Unidos y Alemania y logró una victoria ante los estadounidenses, en lo que hasta la fecha ha sido su mejor mundial.
Australia mantuvo su maldición cuatro años después, donde a pesar de establecer récords mundiales de goles ante rivales como la Samoa Americana volvieron a caer ante Uruguay. La mala racha se rompió en 2006, cuando ahora si vencieron a los charrúas convirtiéndose en el primer equipo de Oceanía en clasificar en 24 años. Pero para el equipo estaba claro que la negativa de la FIFA de darles un pase directo al mundial implicaba su imposibilidad de crecer, y al año siguiente se mudaron a Asia. Desde que lo hicieron no han faltado a ningún mundial, y ahora es Nueva Zelanda quien se queda en el último escollo.

  • Angola
Mucho menos conocida es la historia de Angola, quien en 1998 estuvo muy cerca también de jugar el mundial. Esta selección angoleña fue la primera que empezó a destacar en África, jugaron en 1996 su primera Copa Africana y ese mismo año empezó su eliminatoria dónde eliminaron cómodamente a Uganda en la primera ronda con global de 5-1, y en la ronda final quedaron encuadrados en un grupo que incluía a Zimbabue, Togo y Camerún. En ese entonces los camerunenses seguían siendo una potencia continental y un equipo respetable a nivel mundial, pero Angola recordaba que, justamente en la Copa Africana, lograron empatar con ellos a tres, siendo el único equipo al que le sacaron puntos.
Encabezados por Akwá, jugador del Benfica, Angola le jugó de tú a tú a Camerún, siendo que los duelos entre ellos se resolvieron con sendos empates. Además Angola se hizo fuerte de local con victorias ante los otros dos equipos, lo mismo que los leones indomables.
El problema para la antigua colonia portuguesa, fue su desempeño como visitantes, pues empataron sus dos juegos ante Zimbabue y Togo, mismos que Camerún ganó, encabezando el grupo y jugando su tercer mundial consecutivo.
Angola volvió a cruzarse con Camerún en la eliminatoria para 2002, y de nuevo fue segundo de grupo tras ellos, aunque en esa ocasión no hubo invicto del cual presumir. los angoleños tuvieron que esperar a 2006 cuando se enfrentaron a Nigeria y, tras un empate a 21 puntos entre ambos bandos, lograron jugar su primer y único mundial gracias a la victoria que tuvieron sobre los nigerianos en Luanda.
En esa copa del mundo Akwá, ya veterano, seguía al frente de su equipo, quien enfrentó y obtuvo un empate ante México, tras el retiro de este jugador de la selección, Angola volvió a los segundos planos del futbol africano.

Estados Unidos 1994

  • Túnez
No hay duda de que una de las grandes rivalidades en el futbol africano es la de Marruecos y Túnez, casi vecinos y gigantes de la zona en diferentes momentos y con muchos duelos entre ellos que hacen crecer las ganas de vencerse. Vimos como en 2006 Túnez eliminó del mundial a un Marruecos invicto, cosa que lo convirtió en la segunda selección que dos veces ha quedado sin copa del mundo pese a no perder. Pero en aquella ocasión los tunecinos sólo se cobraban su propia eliminación en 1994, cuando los Leones del Atlas fueron los favorecidos con la clasificación, impidiendo a sus rivales romper una racha de 16 años sin mundial.
Siendo justos, Túnez quedó en esta ocasión mucho más lejos del mundial que Marruecos en 2006, pues fueron eliminados en la primera ronda. Ambos equipos empataron entre ellos y los marroquíes superaron a Benin y Etiopía, mientras que los tunecinos fallaron en su visita a los etiopes obteniendo sólo un empate y un punto de desventaja con sus rivales en una época en que aún se daban sólo dos puntos por victoria.
Túnez estaba obligado a vencer en su visita a Marruecos para avanzar, pero sólo obtuvieron un empate a ceros que los dejó fuera. Marruecos progresó para clasificar a Estados Unidos sobre Zambia y Senegal, y en el mundial fue el segundo peor equipo perdiendo todos sus partidos y quedando arriba de Grecia sólo por recibir menos goleadas.
Túnez falló en esta ocasión, pero su selección tenía la base que, cuatro años después, les permitió regresar al mundial en Francia 1998, dónde iniciarían una racha de tres copas del mundo consecutivas.
  • Siria
La historia fue la misma con Siria en Asia, la selección fue eliminada en la primera ronda por Irán, aunque en esta ocasión quedaron nivelados en puntos y la diferencia fue que los iraníes tuvieron una discreta mejor diferencia al marcar un gol más y recibir dos menos. Las dos selecciones empataron entre ellas, empataron también en su visita a Omán y ganaron sus dos partidos contra Taiwán, para acabar con nueve puntos.
Irán no llegó muy lejos en la ronda final, quedándose en cuarto lugar de un grupo de cinco, sólo superando a Corea del Norte, lo cual demostró que no era el grupo más competitivo. A diferencia de Túnez, Siria no logró construir a partir de este equipo y no ha estado cerca de jugar un mundial desde entonces.

Italia 1990

  • Honduras
1990 fue una eliminatoria muy importante para las selecciones de CONCACAF, El gigante del área, México, fue descalificado del mundial por la FIFA debido al caso de los cachirules. Los directivos de la Federación Mexicana de Futbol no sólo tuvieron la indecencia de hacer trampa en un mundial juvenil, sino que tuvieron la caradura de apelar una justa y blanda sanción inicial, lo cual, obviamente, no gustó al órgano rector del futbol que nos dejó sin Copa del Mundo.
Para el resto del área eso eran buenas noticias, pues se habría la posibilidad de reclamar un lugar que de otra manera sin duda hubiera correspondido a un equipo con Hugo Sánchez en su mejor momento y que venía de unos históricos cuartos de final en el campeonato de 1986.
¿quienes eran los favoritos? Sin duda había que observar a las selecciones que habían jugado los mundiales de la última década: El Salvador, Canadá y Honduras. En el caso de los catrachos, aparecían además con dos finales consecutivas en el Campeonato de la CONCACAF, antecedente de la Copa de Oro.
De hecho el campeonato local de 1989 sirvió a su vez como eliminatoria mundialista. La cosa empezó con todos los inscritos jugando a visita recíproca en varias series, con los ganadores avanzando a una ronda final cuyos primeros dos lugares jugarían en Italia 1990. Honduras enfrentó a Trinidad y Tobago, equipo que no debía representarle mayores dificultades, los trinitarios no presumían de nada en su historial desde una cercana clasificación en 1973 y en el torneo de hace cuatro años sólo había obtenido un punto.
Pero los trinitarios de 1989 traían a el mejor equipo de su historia en ese momento, y los hondureños no se encontraron a ningún flan. los centroamericanos sólo obtuvieron un 0-0 en Puerto de España y requerían de una victoria de locales. Pero no la obtuvieron, su victoria parcial al minuto 20 se desvaneció al 58 con un gol de Hutson Charles y por el valor del tanto de visitante los caribeños llegaron a la ronda final dejando fuera a unos sorprendidos hondureños que se convirtieron en los primeros concacafquianos invictos que no fueron al mundial.

Strike Squad vs. Guatemala
El equipo de Trinidad y Tobago que eliminó a Honduras: ttfootballhistory.com

Los trinitarios, como fue dicho tenían un equipo fuerte que peleó el pase a Italia hasta la última jornada, cuando sólo necesitaban un empate ante Estados Unidos para llegar al mundial, desafortunadamente para ellos los estadounidenses ganaron con un único gol y Trinidad tuvo que esperar 16 años más para jugar un mundial.





México 1986

  • Tanzania
El resto de los equipos de esta parte de la historia terminaron invictos, pero muy lejos del mundial, tal y como Islas Caimán hizo en 2018. Ambos son africanos y el primero es Tanzania.
La eliminatoria africana durante los años 80 era bastante sencilla, sin hacerse grupos ni nada las selecciones simplemente se iban enfrentando en partidos de eliminación directa hasta que sólo quedaban dos finalistas que jugaban el mundial. Era un sistema rápido que eliminaba a muchos sin necesidad de jugar partidos, y convenía a equipos de países pobres que en esa época no tenían tantas facilidades para obtener patrocinios que ayudaran a costear los viajes.
Tanzania era uno de los muchos equipos del continente que empezaron a jugar este torneo en los años 70, cuando África finalmente tuvo un pase directo para el mundial, y que no había tenido nunca grandes avances. En la eliminatoria a España 1982 había llegado a la segunda ronda, y en su intento para ir a México se cruzó con Sudán, un país con un historial más grande y que incluso fue campeón de África en 1970, pero que sufría, como sufre ahora, de constantes retiros de los grandes torneos por motivo de sus guerras internas y externas. En 1982 se había quedado en la misma ronda que Tanzania, así que era una serie pareja. Tanto que se terminó con dos empates, a 0 y 1, y los norteafricanos se vieron beneficiados por el gol de visitante que marcaron en la ida.
La alegría no duró mucho a los sudaneses, que fueron eliminados en la siguiente ronda. Los pases al mundial serían finalmente obtenidos por otras potencias del norte de África: Marruecos y Argelia,

España 1982

  • Somalia
Lo mismo ocurrió en la eliminatoria a España 1982 con Somalia, que en la primera ronda se cruzó con Níger y tras empatar a cero en Niamey lo hicieron a uno en Mogadiscio siendo los nigerinos beneficiados por el gol de visitante.
La historia de Somalia sin embargo tiene una curiosidad extra, y es que la eliminatoria a España 1982 fue su primer intento de jugar un mundial, pues no se habían inscrito a ningún torneo desde su afiliación a la FIFA en 1962.
Además de terminar invictos su primer intento, los somalíes, dado que son uno de los países que más inestabilidad interna sufren, no volverían a inscribirse a otra eliminatoria hasta 2002, lo cual representó 20 años sin jugar un partido de estas instancias. 20 años en los que, técnicamente, mantuvieron su invicto, lo cual lo hacen una de las rachas más largas del mundo en este sentido. Es fpacil lograr esto cuando no se juega ningún partido, pero no por eso deja de resultar curioso.
Tras despedir a Somalia, Níger volvió a avanzar en la segunda fase gracias a los goles de visitante sobre Togo, y finalmente cayó en tercera ronda contra una Argelia que en esta ocasión debutaría en una copa del mundo. No fue un mal resultado para los nigerinos que quedaron a un paso de las finales continentales.

domingo, 5 de abril de 2015

Los invictos que no jugaron el mundial, primera parte

Tras los resultados de la primera ronda de la eliminatoria a Rusia 2018 de la CONCACAF, se dio un hecho curioso, las Islas Caimán, con dos partidos empatados, fueron eliminados del mundial de futbol a pesar de no haber sufrido ninguna derrota. En este caso la regla del gol de visitante perjudicó a la isla del Caribe, pues mientras Belice metió un gol en el partido de George Town, ellos fueron incapaces de hacerlo en Belmopán. Si bien era improbable que, de superar este duelo, los caribeños fueran a llegar hasta Rusia, el quedar eliminado sin haber sido derrotado siempre deja en una selección una sensación amarga.
A lo largo de la historia del mundial de futbol, no es esta la primera eliminatoria donde este hecho se da. Las Islas Caimán son de hecho la vigesimoprimera selección que pierde la posibilidad de jugar un mundial quedando invicta.

Otros cinco equipos de CONCACAF, 2 de Asia, 7 de África, 1 de CONMEBOL, 4 de Europa y 1 de Oceanía han sufrido un destino similar desde 1970, primera ocasión que ocurrió, hasta el día de hoy. Y si bien muchos de ellos han sido equipos que, como las Caimán, han caído tras sólo dos duelos en rondas preliminares de dónde difícilmente progresarían, en el camino también han quedado equipos que pudieron ser importantes selecciones en su mundial.

Empezamos en esta primera parte a conocer estas historias.

Sudáfrica 2010:

  • Islas Vírgenes Británicas
El mundial de Brasil 2014 ha sido el único desde 1970 que no tuvo a ningún eliminado invicto, por lo que hay que remontarse a 2010 para encontrar el antecedente más directo a este hecho. La historia este año es muy similar a la de las Islas Caimán, pues se dio igualmente en la fase preliminar de la CONCACAF, cuando las Islas Vírgenes Británicas empataron 3-3 en el global contra las Bahamas. La historia sin embargo es más cruel en este caso con la colonia británica, pues su eliminación fue realmente una cuestión de suerte.
Al igual que este año, las Islas Vírgenes Británicas no jugaron nunca en su país, y los dos enfrentamientos de la serie tuvieron lugar en el estadio Thomas Robinson de Nassau, de ese modo la selección no fue más que un local administrativo. La suerte tuvo que las Vírgenes Británicas fueran designados locales en el segundo encuentro de la serie, mismo que terminó 2-2, para un global de 3-3 tras el empate a uno de la ida. Esto quería decir que Bahamas avanzaba por marcar dos goles de visitante, a pesar de haberlo hecho en su propio estadio, y las Vírgenes Británicas quedaban fuera por sólo haber anotado uno, aunque en realidad marcaron tres en el estadio de su rival.
Así una simple cuestión administrativa truncó el sueño mundialista de esta selección, que con estos dos encuentros sumaba un récord histórico de cinco partidos sin perder. Y Bahamas progresó para ser humillado con un global de 13-0 por Jamaica.

Alemania 2006:
Este mundial tiene hasta hoy el récord de invictos que no llegaron al campeonato con cuatro.

  • Cuba
Hace mucho tiempo que el futbol cubano ha estado lejos de los reflectores, desde hace décadas sus máximos alcances han sido los cuartos de final de la Copa de Oro, y desde 1982 no han estado cerca de clasificarse a un mundial. Un observador casual estaría lejos de suponer que alguna vez fueron la tercera potencia de CONCACAF, y que su único mundial, en el ya lejano 1938, fue muy bueno para los isleños que se mantienen como el único equipo del Caribe que ha ganado un partido en esta instancia.
En 2006, Cuba se despidió de Alemania 2006 como un invicto, con un sorteo que lo cruzó en la segunda fase contra Costa Rica. Los isleños llegaron ahí tras una primera fase donde cumplieron sin sorprender, al vencer por global de 5-1 a las Islas Caimán, con dos victorias. 
Poco se podía esperar de los cubanos contra los ticos, esto a pesar de que su selección venía de alcanzar la segunda fase de la Copa de Oro por primera vez en la historia, con lo cual presumían su mejor selección en años. Aún así, dentro de ese torneo ya habían enfrentado a Costa Rica, que les endilgó un 3-0, y los centroamericanos venían de una gran actuación en Japón/Corea 2002, así que aparecían como amplios favoritos.

Costa Rica vs Cuba, eliminatoria Alemania 2006
Resultó así una gran sorpresa que el equipo no sólo se hiciera fuerte en La Habana con un empate a 2, sino que se convirtieran en un formidable rival en San José, donde de nuevo se repusieron de un gol en contra para empatar a uno. 
El resultado era más heroico al considerar que desde su primer enfrentamiento histórico en 1935, los cubanos habían perdido todos sus encuentros contra los costarricenses, siendo estos dos empates la primera ocasión en que evitaban la derrota.
Lamentablemente para los cubanos, el hito se quedó en estadística, pues los dos goles marcados en La Habana valieron más que el único tanto en San José, con lo que la regla se cobraba una nueva víctima.
Nunca sabremos si el buen juego de los cubanos los hubiera llevado lejos, pero Costa Rica llegó hasta el mundial después de estos empates donde tuvo su peor actuación a la fecha al perder todos sus partidos.

  • Israel
Israel es otro equipo que con un sólo mundial jugado, lucha desde hace mucho por regresar y suele quedarse a la orilla. Juegan en Europa debido a su incapacidad de mantener buenas relaciones a ningún nivel con sus vecinos musulmanes, y si bien suelen ser competitivos, nunca dan el salto. 
La competitividad en Europa hace muy difícil que haya equipos invictos, y los israelíes son el único que ha quedado fuera del mundial sin derrotas en el continente, desde los ya lejanos años 70.
En la eliminatoria para 2006, Israel tuvo un grupo complicado donde enfrentaba a Francia y a Irlanda (equipo con excelente participación en 2002), además de a Suiza, Chipre y las Islas Faroe. Como cuartos sembrados no aparecían entre los favoritos.
El equipo sin embargo se mostró fuerte desde el primer momento, y debutaron saliendo avantes en su primer y más difícil partido logrando un 0-0 como visitantes en Francia. Durante los siguientes partidos la selección aprovechó los goles de un joven Yossi Benayoun para ganar a Chipre y empatar a Suiza, y cerraron el 2004 empatados en el primer lugar del grupo con galos e irlandeses.
Durante 2005 el grupo se mantuvo sorprendentemente cerrado, de hecho los cuatro punteros tuvieron resultados iguales: empates entre ellos y victorias sobre los débiles chipriotas y faroeses. La única diferencia, que mandó a los franceses al liderato y eliminó a Irlanda, fue una victoria por la mínima con gol de Thierry Henry en Dublín. Suizos e israelíes, sin embargo nunca pudieron romper su igualdad y llegaron parejos al final.
Israel vs Suiza 2005

¿cual fue la diferencia? el poderío defensivo de los suizos, quienes recibieron 7 goles por 10 de Israel, y también anotaron tres más. Con una diferencia de +11 los helvéticos avanzaron a una repesca donde vencerían a Turquía y volverían al mundial por primera vez desde 1994, e Israel lamentaba haberse quedado a un suspiro de entrar a las primeras filas del deporte. 
No han vuelto a estar tan cerca, pero el jugar un mundial o una Euro sigue siendo un sueño sin alcanzar para generaciones de israelíes.


  • Marruecos
En 2006 Marruecos se convirtió en la segunda selección que ha repetido la desgracia de perderse el mundial a pesar de su invicto (veremos la primera más adelante). Los leones del atlas fueron una de cuatro selecciones beneficiadas por su raking FIFA, por lo cual no tuvieron que jugar la primera ronda de África y entraron a competir directamente en la segunda, dónde las selecciones se dividieron en cinco grupos cuyos ganadores irían a Alemania 2006.
Sus rivales fueron Guinea, Kenya, Botswana, Malawi y sus archirrivales regionales, Túnez. Marruecos llegaba a esta eliminatoria siendo la única selección africana que, habiendo jugado en 1998 se había perdido la competencia en 2002, y siendo desde los años 70 una potencia en el continente estaban ansiosos de volver.
El equipo contaba con jugadores como Youssouf Hadji, hermano de Mustapha Hadji estrella del futbol africano durante los años 90; Marouane Chamakh y Talel Al-Karkouri, jóvenes que venían de la liga francesa.
Marruecos empezó con un pequeño traspié al empatar con la débil Malawi, entregando el primer lugar del grupo desde la jornada uno a sus archirrivales tunecinos. Pero la derrota de Túnez en la jornada dos contra Guinea puso a los marroquíes a la cabeza después de que estos golearan a Kenya.
La lucha entre ambos a partir de ese instante fue muy cerrada, los dos empataban sus juegos como visitantes y ganaban de local, manteniéndose la ventaja de dos puntos de Marruecos hasta que Túnez rompió la tendencia de empates, y sacó una victoria a domicilio de Botswana.
Esto puso a las águilas de Cartago arriba por un punto, y dejó a Marruecos con la obligación de ganar el último partido de visitantes en Túnez. Los marroquíes empezaron con ambición y al tres ganaban, pero los locales se repusieron de ese y otro gol al 42 para mantener un empate a dos y la primera plaza.
Túnez que era vigente campeón de África jugó el mundial, donde fue eliminado polémicamente tras una derrota por la mínima ante Ucrania. Marruecos se tuvo que conformar con jugar la copa Africana de 2006, donde el buen desempeño de la eliminatoria no se mantuvo y quedaron fuera en primera fase con sólo dos puntos.
La eliminación fue más dolorosa porque ese año cuatro de los cinco equipos africanos que defendían su plaza en un mundial fueron eliminados, siendo Marruecos el único que no pudo evitar que su rival, Túnez, repitiera. Además esa fue la última selección marroquí competitiva, pues la tradicional potencia africana se ha convertido desde entonces en una selección de segundo nivel en el continente, que ve con añoranza sus glorias pasadas.

Japón/Corea del Sur 2002

  • Kazajastán
Hoy en día Kazajastán es una de las selecciones más débiles de Europa, y parece lejano el día en que pueda competir con Alemania o Inglaterra. Pero antes de empezar a jugar en la UEFA, la selección de Asia central jugaba en la AFC, tal y cómo se corresponde con la localización de la mayor parte de su territorio.
Kazajastán prefirió la competencia europea a la posibilidad de ser un gigante en Asia, pues si bien no tuvieron tiempo de brillar, sus números en las dos eliminatorias que jugaron apuntaban a que podían competir como hoy lo hace Uzbekistán, quien ha llegado a ser cuarto lugar del continente.
La selección de Asia central llegó a la eliminatoria de 2002 con un único antecedente en 1998, cuando fueron último lugar de su grupo, pero llegaron a la ronda final a costillas de Irak.
Para 2002, el sorteo los colocó de nuevo cara a cara con los iraquíes, además de contra Macao y Nepal.
El torneo eliminatorio resultó curioso, pues la AFC lo organizó de manera tal que sólo dos de los cuatro equipos en cada grupo serían locales. De ese modo Irak fue anfitrión de todos los encuentros de ida y Kazajastán de todos los de vuelta. Además, todos los partidos se jugaron durante el mes de abril, a lo largo de 13 días entre el 12 y el 25 de abril, de modo que los equipos no tuvieron chance de replantear sus estrategias a largo plazo.
Oleg Litvinenko con Kazajastán en 2001

Kazajastán e Irak tuvieron muchísima igualdad, ambos golearon a sus rivales Nepal y Macao, y empataron entre ellos, para sumar un total de 14 puntos cada uno. Lamentablemente sólo uno podía avanzar, y la decisión se fue a la diferencia de goles, donde los mesopotámicos fueron muy superiores, pues vencieron por 8-0 y 9-1 a Macao y Nepal, mientras los kazajos sólo les marcaron 5 y 4.
Así Irak se cobró la eliminación de Francia 1998 y llegó a la ronda final, dónde perdió cinco partidos y fue eliminado por Arabia Saudita e Irán.
Este fue el último torneo de Kazajastán en Asia, y tras ser aceptados en Europa en virtud de que una pequeña parte del país está más allá de los Urales, el equipo cambió de zona continental y ahora tiene el gusto de recibir a los mejores equipos del mundo en su estadio, mientras ve lejanas sus posibilidades de llegar a un mundial.
  • Bermudas
En la eliminatoria rumbo al primer mundial en Asia, la CONCACAF aún no buscaba unir a todas sus selecciones sin importar su región, por lo que en las rondas preliminares se organizaban dos secciones, una para selecciones centroamericanas y otra para las del Caribe. En esa ronda exclusiva para las selecciones isleñas, Bermudas debutó enfrentando a las Islas Vírgenes Británicas, a las cuales humilló con un 5-1 de visita y un 9-0 de local para un global de escándalo de 14-1. El equipo avanzó a la segunda ronda dónde debía superar a Antigua y Barbuda, selección que llegó sin partidos jugados pues su rival de la primera ronda, Guyana, había sido descalificado por FIFA.
Antigua resultó un hueso mucho más duro de roer. Un 0-0 en Antigua fue el resultado de la ida y al medio tiempo de la vuelta en Bermudas la cosa iba igual. No fue hasta el minuto 60 que el local logró tener ventaja, misma que no lograron conservar, pues un cuarto de hora después Antigua empató. El valor del gol de visita dejó fuera a las Bermudas que se fueron a casa con dos victorias y dos empates.
Antigua caería en la siguiente ronda contra San Vicente y las Granadinas, que por aquellas fechas era el mejor equipo de las Antillas menores, y aunque tendría la oportunidad de alcanzar la fase de grupos con un repechaje ante Guatemala, sus esperanzas duraron tan poco como el 8-1 que recibieron en la nación centroamericana.

Francia 1998

1998 tuvo tres eliminados invictos, de los cuales veremos al primero en esta primera parte
  • San Cristóbal y Nevis
Si han leído hasta acá se habrán dado cuenta de que en cada año hay siempre un equipo de CONCACAF que sufre de eliminación sólo por goles de visitantes, pues eso que ya es casi una tradición tiene su origen con San Cristóbal y Nevis, no fue la primera selección del área en sufrir este destino, pero si la que inició una racha que no se ha detenido.
Los Sugar Boyz se distinguen en este aspecto por ser la selección que llegó más lejos, pues cayeron en la tercera ronda de partidos, después de pasar bye tras el retiro de Bahamas en la primera, y de superar cómodamente 6-1 a Santa Lucía en la segunda.
La tercera ronda los enfrentó a San Vicente y las Granadinas, quien como ya leyeron sería cuatro años después verdugo de Bermudas. San Vicente empezó venciendo a su rival 2-1 hasta el medio tiempo, pero San Cristóbal buscó con ahínco el empate y lo conseguiría sobre la hora por intervención de Larrymore Bedford al 88.
El partido de vuelta, acabó 0-0, y así una vez más los dos goles en Basse-Terre valieron más que los que no hubo en Kingstown, dando el pase a San Vicente, quien jugó la ronda semifinal por segunda ocasión en dos intentos.
San Vicente mostró cierto progreso al enfrentar a México, Jamaica y Honduras, pues por ejemplo sus encuentros contra México sólo los perdió por 5-1, siendo que en la eliminatoria a Estados Unidos 1994 los habíamos goleado 11-0 en el Azteca; pero la discreta mejoría no los ayudó a evitar el último lugar del grupo con pleno de derrotas.
San Cristóbal se fue con un buen resultado, pues si bien se quedaron lejos del mundial, su eliminación sin derrotas se dio en su primera participación en las eliminatorias, un récord del que muy pocos presumen.

Queden sintonizados para la segunda parte de este reportaje.